Diálogo con ETA: ¿sepultado en Barajas? | Política | DW | 02.01.2007
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Política

Diálogo con ETA: ¿sepultado en Barajas?

Tras el atentado en el aeropuerto de Madrid, que acabó con 9 meses de tregua, el politólogo Andreas Baumer afirma a DW-WORLD que la falta de consenso político y la exclusión del brazo político de ETA condenan el proceso.

Manifestación contra ETA.

Crece la presión sobre el jefe de gobierno español tras el atentado de ETA.

El atentado cometido el sábado pasado por la organización terrorista ETA en Madrid no sólo ha hecho volar en pedazos el moderno aparcamiento de la Terminal 4 del aeropuerto de Barajas. Los entre 500 y 800 kilos de explosivos colocados por los terroristas han hecho trizas también las esperanzas de paz depositadas en el proceso de diálogo iniciado después que la ETA anunciase el pasado mes de marzo una tregua indefinida.

¿Vuelve ETA a las armas? ¿Está roto definitivamente el proceso de paz? Ésta es la pregunta que políticos, analistas y el español de a pie se hacen tras el atentado. Hasta el momento, el grupo terrorista no ha emitido ningún comunicado en el que oficialmente ponga fin a la tregua. Es más, es la primera vez que ETA atenta sin lanzar antes un comunicado público de ruptura.

Podría entonces interpretarse que la organización terrorista, que desde hace más de 40 años busca la independencia del País Vasco a través de las armas, ha querido dar un aviso al gobierno español y presionar con el uso de la fuerza para conseguir una mejor posición en las negociaciones abiertas en torno al proceso de paz.

El proceso de paz toca a su fin

Sin embargo, todo indica que el proceso se encuentra en un punto muerto del que difícilmente va a salir en el futuro. Así lo considera Andreas Baumer, experto en política española y miembro del Departamento de Política Internacional de la Universidad de Rostock (Alemania). Según Baumer, hay dos condicionantes que hoy por hoy no se dan en el conflicto entre el gobierno español y ETA, y que son básicos para una posible resolución.

Spanien ETA erklärt Waffenruhe Jose Luis Rodriguez Zapatero in Parlament

Rodríguez Zapatero no ha logrado el apoyo necesario de la oposición.

En primer lugar, la falta de apoyo del principal partido de la oposición, el Partido Popular (PP) –centroderecha-, al gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. “No hay resolución posible si el PP no apoya al gobierno en el proceso de paz”, asegura Baumer. El porqué de esta falta de apoyo, según Baumer, hay que buscarlo en la crisis abierta después de las elecciones generales celebradas en España en marzo de 2004, tres días después de los brutales atentados de Madrid, que dejaron un trágico balance de 192 muertos.

La falta de apoyo condena las negociaciones

Probablemente, el PP aún no ha digerido el hecho de que su gestión de la crisis tras los atentados de Madrid produjo un vuelco electoral que condujo al PSOE –Partido Socialista Obrero Español- al poder. Baumer considera que el bloqueo ejercido por el PP sobre el proceso de paz es fruto de aquella derrota electoral. El partido de centroderecha ahora en la oposición sabe que “sin su apoyo no hay solución posible” y no da tregua al ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero.

Sin ir más lejos, tras el atentado del pasado sábado, el líder del PP aseguró que dar por suspendido el diálogo con ETA no es suficiente. Mariano Rajoy pide que se anuncie “claramente la ruptura del proceso” y ha llegado a culpar del atentado a la política antiterrorista del gobierno español. Una postura que, para Baumer, garantiza el fracaso del proceso de paz. “Sin negociación no hay conflicto en el mundo que pueda resolverse”, asegura el politólogo alemán.

¿Legalizar el brazo político de ETA?

La otra circunstancia clave para que el proceso de paz aún tenga algún tipo de futuro es, para Andreas Baumer, que Batasuna, brazo político de ETA actualmente ilegalizado, pueda tomar parte en los comicios municipales que se celebrarán en España el próximo mes de mayo. “Ningún conflicto se resuelve por vías democráticas si una parte importante de la sociedad queda excluida”, asegura Baumer, quien añade que “la solución policial se ha demostrado ineficaz”.

Hasta el momento, el gobierno español no ha dado ningún paso significativo en este aspecto y se ha manifestado siempre respetuoso con las decisiones judiciales. Es decir, que si la justicia determina que Batasuna no puede presentarse a las elecciones, el ejecutivo de Rodríguez Zapatero no dirá lo contrario.

Así las cosas, y tras el atentado de Madrid, que rompe “de facto” la tregua permanente decretada por ETA hace nueve meses, espesos nubarrones se ciernen de nuevo sobre una posible resolución de un conflicto que dura ya más de 40 años en España y que se ha cobrado la vida de más de mil personas. Las últimas, dos ciudadanos ecuatorianos el pasado sábado en el aeropuerto madrileño de Barajas.

DW recomienda