Detienen a capitán de barco que se hundió frente a Lampedusa | Europa | DW | 08.10.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Detienen a capitán de barco que se hundió frente a Lampedusa

Se trata del tunecino Jaled Ben-Salem, que podría enfrentar cargos por homicidio involuntario. Sobrevivientes relatas pésimas condiciones del viaje.

Los mismos sobrevivientes lo vieron en el campo de acogida para refugiados de Lampedusa, en Italia, y lo denunciaron a las autoridades, quienes lo detuvieron. Se trata de Jaled Ben-Salem, un tunecino de 35 años que habría estado al mando del barco que naufragó el jueves 3 de octubre frente a las costas de la isla italiana, provocando la muerte confirmada de 274 personas, y presunta de hasta 390. Hay todavía 116 desaparecidos.

Contra Ben-Salem se presentaron cargos de homicidio múltiple involuntario, facilitación de la inmigración clandestina y naufragio, y fue trasladado a la prisión de Agrigento, en Sicilia. Ahora las autoridades deben determinar quién era el número 2 de la organización de traficantes de seres humanos, a quienes los sobrevivientes han identificado como el “hombre blanco”.

Los mafiosos cobraban entre 1.600 y 2.000 dólares por trasladar a los inmigrantes hasta territorio europeo, por lo que se estima que pudieron ganar hasta un millón de dólares con el fallido viaje a Italia, en una embarcación abarrotada que trasladaba a 500 personas. Los testimonios recogidos en el campamento se repiten: los inmigrantes, entre los que había mujeres y niños de pocos meses de edad, estuvieron “prisioneros” en una zona rural hasta que partieron su odisea en Misrata, Libia.

Ver el video 01:34
Now live
01:34 minutos

La tragedia de los refugiados



UE ayudará a Italia

Según han explicado los supervivientes, durante todo el viaje (de 24 horas) debieron permanecer de pie. El tunecino detenido y el “hombre blanco” eran los únicos que dormían en una cabina. A Ben-Salem lo acusan, además, de haber prendido fuego en la cubierta de la embarcación para llamar la atención de los rescatistas, lo que generó el incendio de todo el barco y lo hundió, llevándose al fondo del mar a decenas de personas que estaban atrapadas en una bodega.

El diario italiano La República asegura que Ben-Salem ya había sido detenido en Lampedusa en agosto de 2013, cuando llegó con otro barco cargado con 250 personas hasta la isla, donde fue identificado y repatriado a Túnez. Otras fuentes dicen que en abril de 2011 también hizo lo mismo. Por otro lado, los 154 sobrevivientes organizaron una protesta contra las pobres condiciones en que se encuentran en el centro de acogida de Lampedusa.

Y mientras los 40 buzos siguen trabajando a 50 metros de profundidad en busca de los cuerpos que falta recuperar, los ministros del Interior de la Unión Europea reunidos en Luxemburgo acordaron cooperar con Italia en asuntos de inmigración por medio de un grupo de expertos, que analizará un plan de contención que incluye ayuda financiera, vigilancia de fronteras, rescate de refugiados y ayudas a los países del norte de África, según el ministro alemán del Interior, Hans-Peter Friedrich, quien de paso rechazó las quejas de que Italia esté “sobrepasada”, apuntando que allí hay unos 260 refugiados por cada millón de habitantes, mientras que en Alemania al cifra asciende a 946 por millón.

DZC (dpa, Europa Press)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema

Publicidad