Detenido presunto criminal nazi Lazslo Csatary | Europa | DW | 18.07.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Detenido presunto criminal nazi Lazslo Csatary

La Fiscalía de Budapest capturó al presunto criminal de guerra nazi Laszlo Csatary, de 97 años. Csatary es sospechoso de haber participado en la deportación de casi 16.000 judíos húngaros durante la II Guerra Mundial.

Laszlo Csatary, detenido en Budapest

Laszlo Csatary, detenido en Budapest

La Fiscalía de Budapest comenzó este miércoles a interrogar a Csatary, quien rechazó todas las acusaciones en su contra, según informó el diario online "index.hu".

Durante su periodo como jefe de policía en tiempos del nazismo sólo "siguió órdenes" y cumplió su "obligación", declaró Csatary, de 97 años. En caso de ser declarado culpable de crímenes de guerra, podría se condenado a cadena perpetua.

Condenado en ausencia

Según el Centro Simon Wiesenthal de Jerusalén, el detenido fue jefe de policía de Kosice -entonces parte de la parte de Eslovaquia ocupada por Hungría- entre 1941 y 1944, y como tal se le considera co-responsable de las deportaciones al campo de exterminio de Auschwitz. En 1948 fue condenado por ello en ausencia a pena de muerte en Checoslovaquia.

Tras la guerra, vivió mucho tiempo en Canadá, pero en 1997 se le retiró la nacionalidad de este país y lo abandonó de forma voluntaria.

Información de prensa

Tras recibir información del Centro Simon Wiesenthal, el pasado fin de semana, el diario británico "The Sun" dio a conocer que Csatary vivía desde hace años en Budapest y sus reporteros lo fotografiaron. El Centro Wiesenthal descubrió hace un año que Csatary residía en la capital húngara y se lo comunicó de inmediato a la fiscalía de ese país. A la vista de que las autoridades húngaras no actuaban, el centro de Jerusalén decidió poner esa información en manos de la prensa.

En abril, el Centro Simon Wiesenthal calificó a Csatary como el criminal nazi más buscado.

Fuente: dpa

Editora: Emilia Rojas

DW recomienda