Detenidas en Alemania tres presuntas colaboradoras de Estado Islámico | Europa al día | DW | 07.10.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa al día

Detenidas en Alemania tres presuntas colaboradoras de Estado Islámico

Las detenidas forman parte de un grupo de 11 presuntas islamistas y 37 niños repatriados por Alemania y Dinamarca desde Siria.

La Fiscalía alemana informó de la detención, a su llegada al aeropuerto de Fráncfort, de tres ciudadanas alemanas bajo sospecha de pertenencia a la organización terrorista Estado Islámico (EI), por sustracción de menores e incumplimiento del deber de asistencia y educación de menores.

Según la orden de detención del juez de instrucción del Tribunal Supremo de 4 de junio de 2020, Solale M. viajó en julio de 2014 con sus dos hijos menores a Siria, a pesar de la oposición del padre de uno de ellos, y se unió a las filas del EI.

Allí, Solale M. educó a los menores según los preceptos islamistas radicales del EI, además de hacerse cargo de las tareas del hogar que compartía con su marido, que también se había unido como combatiente a las filas de la organización.

Romiena S. viajó a Siria en diciembre de 2014 con su hija y en contra de la voluntad del padre de la menor, indica la orden de detención de 14 de julio de 2021. Previamente, trató de reclutar a dos personas, para una de las cuales, de 16 años, organizó la salida del país y la acompañó en su viaje a Siria.

Allí, Romiena S. se unió a las filas del EI y se casó sucesivamente con al menos seis miembros de la organización terrorista; se dedicó a las tareas del hogar y educó a su hija según los preceptos de la organización terrorista.

Además, publicó en Twitter varios mensajes en apoyo a los atentados del 15 de julio de 2016 en Niza y del 19 de julio en Würzburg y, posiblemente a finales de ese mismo año, vigiló en Al Raqa a una yazidí esclavizada por el EI y la obligó a realizar tareas del hogar y orar según el rito musulmán.

Romiena S. está acusada además de apoyar y reclutar a miembros para una organización terrorista, del consentimiento de actos delictivos y de complicidad en la comisión de un crimen contra la humanidad.

Según la orden de detención de 22 de julio de 2021, Verena M. viajó a Irak en julio de 2015 con su hijo y en contra de la voluntad del padre del menor para unirse a las filas del EI. Allí se dedicó a las tareas del hogar y educó a su hijo según los preceptos del EI, tras lo cual, en noviembre de 2016, viajó con el menor al territorio controlado por la organización terrorista en Siria.

Verena M. está acusada asimismo de posesión de un arma de guerra, ya que durante su tiempo en las filas del EI tenía un fusil de asalto del tipo kaláshnikov.

Solale M. abandonó a finales de 2017 con sus hijos el territorio controlado por el EI y se encontraba desde entonces en un campamento kurdo en Siria; las otras dos mujeres estaban con sus hijos en un campamento kurdo desde principios de 2019.

Las tres detenidas forman parte del grupo de ocho mujeres presuntamente miembros del EI y de 23 menores repatriados anoche por Alemania del campamento de Roj, en el noreste de Siria, en un operativo conjunto con Dinamarca, que ha repatriado a otras tres mujeres y catorce niños. (efe)