Desplazamiento en América Latina aumenta | Política | DW | 17.04.2007
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Política

Desplazamiento en América Latina aumenta

El conflicto colombiano es el más complejo, después del de Sudán, dice Consejo noruego para los Refugiados (CNR). En Colombia, Perú, México, Guatemala y Brasil son desplazadas personas con fines políticos o económicos.

Desplazados de Bojaya, en la región del Chocó, Colombia.

Desplazados de Bojaya, en la región del Chocó, Colombia.

Con 3,8 millones de personas sobre un total de 4,1 millones en América Latina, el conflicto en Colombia ha generado la segunda mayor crisis de desplazados internos después de Sudán. En su informe anual publicado en Ginebra, el CNR señaló que los otros desplazados internos de la región están en Guatemala, México y Perú.

Las fumigaciones de las plantaciones de coca en la lucha contra el narcotráfico aumentan la inseguridad y son una de las causas por las que en 2006 aumentó la cifra de desplazados internos en Colombia, dice Paul Nesse, representante del CNR en Ginebra.

“Colombia tiene un buen funcionamiento estatal, una amplia sociedad civil, recursos y legislación, sin embargo no se proporcionan los recursos ni se siguen sus propias leyes y garantías legales a sus desplazados internos. Si Colombia aplicara la legislación que tiene, mejoraría mucho la situación”, indicó Nesse.

Injusticias sociales y estructurales sin resolver

El documento se refiere también a que “aunque la mayor parte de los conflictos civiles en Latinoamérica han terminado, siguen sin resolver las injusticias sociales históricas y estructurales que los desencadenaron”.

En América Latina hay 4,1 millones de personas desplazadas de sus hogares, 3,8 millones de ellas en Colombia, un país “en donde más civiles se ven obligados a dejar sus hogares por el conflicto armado interno”, y que en 2006 se incrementaron en más de 200.000.

Según el mismo Gobierno colombiano, el número de nuevos desplazados habría pasado de 169.000 en 2005 a 109.000 en 2006, reconociendo que hay sin registrar entre un 30 y 40% de los casos. En el departamento de Chocó, fronterizo con Panamá, “los grupos paramilitares han desplazado a miles de indígenas y a comunidades afrocolombianas para allanar el camino a proyectos como el canal transoceánico, la autopista interamericana o a plantaciones de palma africana”, explica CNR.

Al desplazamiento provocado por los grupos de ultraderecha, se agrega el de la guerrilla de las FARC, sobretodo en la región fronteriza con Ecuador, en los últimos años.

México: comunidades no reconocen al Estado

Se estima además que en Perú habría entre 60.000 y 600.000, y en México de 10.000 a 12.000. En el caso de México “hay comunidades afectadas que no reconocen la legitimidad del Estado”. En Guatemala, el Fondo de la ONU para la Población estima los desplazados internos en 242.000, pero organizaciones nacionales hablan de un millón de personas, agrega el documento.

Los expertos del CNR califican de “preocupante” la situación de América Central, de la que dicen está “emergiendo la violencia de las bandas callejeras, lo que repercute en que la gente abandona sus hogares huyendo de la extorsión y de la violencia”. “La escala de desplazamientos causados por las bandas en países como Honduras, Guatemala y Nicaragua es desconocida, ni siquiera hay estimaciones”, indica el CNR.

Campesinos, indígenas y negros las víctimas

Latinoamérica sigue siendo una de las regiones del mundo en que hay concentrada mayor riqueza entre sus elites y mayor número de desposeídos, muchos de ellos indígenas y desplazados. Aproximadamente el 25% de la población latinoamericana vive con menos de dos dólares por día. En el caso de Brasil, se señala que “las violaciones de derechos humanos, incluidos los desalojos forzados y los asesinatos de indígenas, son perpetrados en su mayoría por mercenarios a sueldo de compañías mineras y madereras”.

Veinticinco millones de desplazados en el mundo

El representante del secretario general de la ONU para los Derechos Humanos de los Desplazados, Walter Kalin, criticó que ninguna convención internacional ni agencia de la ONU específica se responsabilice de los 25 millones de desplazados que hay en el mundo.

A pesar de que el número de desplazados triplica al de refugiados, que se estima entre ocho y diez millones, ninguna agencia de la ONU o convención internacional los protege de forma específica.

DW recomienda