Desempleo baja de seis millones en España | Economía | DW | 25.07.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Desempleo baja de seis millones en España

La tasa de desempleo en España cayó por primera vez en siete trimestres entre abril y junio, arrojando una mejora de los niveles de ocupación como había vaticinado el Banco de España.

Si no hubiese coincidido con el trágico accidente de tren ocurrido la víspera en Galicia, esta podría haber sido la noticia del día en España. Según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), publicada este jueves, la cifra de desempleados se redujo en 225.200 personas en el segundo trimestre del año.

Esta bajada de 0,9 puntos porcentuales sitúa la tasa de desocupación en el 26,26 por ciento, frente al 27,16 por ciento del trimestre anterior, y es la mayor caída de la tasa de desempleo desde que comenzó la grave crisis económica.

Fue una buena noticia en medio del mar de malos augurios en el que nada la economía española. Aunque, como se apresuraron a subrayar las voces críticas con el gobierno conservador de Mariano Rajoy, 5,97 millones de desempleados siguen siendo muchos, pese a que la cifra haya bajado de los seis millones.

¿Cambio de tendencia o fluctuación?

La ocupación aumentó en 149.000 personas, dejando el número de ocupados en 16,78 millones y la tasa de actividad en el 59,54 por ciento. Ese crecimiento se centró sobre todo en el sector de los servicios, donde la ocupación aumentó en 154.800 personas. También mejoró la situación en la agricultura, con otros 37.500 ocupados. Empeoró sin embargo en 26.500 personas en la construcción,  y en 16.800 en la industria, de acuerdo con la EPA, que publica el Instituto Nacional de Estadística (INE) y es el dato más fiable del desempleo en España.

El número de trabajadores por cuenta propia creció en 37.300 y el de asalariados en 111.900. Los empleadores aumentaron en 14.400 y los trabajadores independientes o empresarios sin asalariados en 13.900.  Según el INE, el total de asalariados con contrato indefinido bajó en 50.400 y el de asalariados con contrato temporal se incrementó en 162.200.

El crecimiento se centró sobre todo en los servicios y en la agricultura.

El crecimiento se centró sobre todo en los servicios y en la agricultura.

En su último reporte sobre la economía doméstica, el Banco de España había previsto ya un retroceso interanual de la ocupación en términos de la Contabilidad Nacional Trimestral del 4,0 por ciento, frente al -4,5 por ciento en el periodo enero-marzo. Y hace diez días, el ministro de Economía español, Luis de Guindos, había anunciado que "la recesión ha quedado atrás", aunque añadió luego que había que cuidar a la tímida recuperación del país "como a una pequeña flor de invernadero".

Pero la duda que por ahora no es posible aclarar es si las cifras del desempleo realmente marcan un cambio de tendencia o son resultado de la época del año, pues durante el verano se crea en España mucho empleo temporal relacionado con el turismo y la agricultura.

Comparando...

Si se comparan los datos con los mismos trimestres de los cinco años anteriores, se trata de la mayor bajada desde 2008, y en cifras desestacionalizadas hay una mejora mayor de la habitual: 13.000 empleos más. No obstante, uno de los aspectos que llaman a la cautela es el hecho de que la mayor parte del empleo creado es temporal.

Entre los trabajadores indefinidos el empleo cayó en 50.400 personas (-0,5%). Y en la reducción del desempleo también influye la caída de la población activa (-76.100). Además, la creación de empleo se produjo únicamente en el sector privado, pues el público destruyó 2.600 puestos de trabajo. Pese a todo, la situación parece estabilizarse, frente a los 63.000 empleos públicos que se perdieron de abril a junio de 2012.

El desempleo juvenil, el de los menores de 25 años, bajó también entre abril y junio: lo hizo en 1,08 puntos, dejando la tasa en el 56,14 por ciento y el número de jóvenes desempleados en los 933.300. Por grupos, la desocupación bajó más entre los hombres que entre las mujeres, y por áreas, la construcción -hasta antes de la crisis uno de los pilares de la economía- destruyó 26.500 empleos en el segundo trimestre (-2,5%) y la industria, 16.800 (-0,7%). En cambio, en el sector servicios se crearon 154.800 (+1,2%) y en el agrícola 37.500 empleos (+5,2%).

Dos de cada tres desempleados que consiguieron trabajo en el segundo trimestre fueron extranjeros, pese a lo cual su tasa de desocupación se ubica en el 35,7 por ciento, 3,5 puntos menos que en el periodo anterior pero muy por encima de la media nacional.

El desempleo en España ha ido aumentando vertiginosamente a lo largo de una crisis económica que se instaló hace cinco años. En el primer trimestre de este año había alcanzado el récord de más de 6,2 millones de desempleados, el 27,16 por ciento. El número de hogares con todos sus miembros sin trabajo se rebajó en el segundo trimestre en 84.900, situándose el total en 1,821 millones.

RML (dpa, Reuters)