Descendientes de víctimas del nazismo luchan por la ciudadanía alemana | Alemania | DW | 12.02.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

Descendientes de víctimas del nazismo luchan por la ciudadanía alemana

Cientos de descendientes de judíos alemanes, que huyeron de los nazis, luchan por adquirir la nacionalidad alemana. En 2019, el Ministerio del Interior redujo las restricciones, pero aún así no es suficiente.

El 30 de enero de 2020, Isabelle y Felix Couchman se sentaron en la zona de visitantes del Bundestag y se preguntaron si su incansable trabajo de los últimos meses estaba a punto de dar fruto. Justo un día antes, el Parlamento celebró una ceremonia para recordar a las víctimas del Holocausto. El presidente del Bundestag, Wolfgang Schäuble, recordó a los parlamentarios y a los invitados la responsabilidad que tiene que asumir cada generación en Alemania.

El matrimonio Couchman viajó expresamente desde Londres para asistir al debate del Bundestag sobre el punto 11 de la agenda del día. El tema: si los descendientes de judíos, que fueron despojados de la ciudadanía alemana por los nazis, deberían recibir el pasaporte alemán sin burocracia. El artículo 116 de la Constitución alemana establece exactamente lo siguiente: "Los antiguos ciudadanos alemanes, que entre el 30 de enero de 1933 y el 8 de mayo de 1945 fueron privados de su ciudadanía por motivos políticos, raciales o religiosos, y sus descendientes, previa solicitud, recuperarán su ciudadanía. "

En la práctica, sin embargo, muchas solicitudes fueron rechazadas. Solo en 2017 y 2018, se presentaron casi 10.000, conforme al Artículo 116. Pero en ese mismo período, solo se aprobaron 3.900.

Debate en el Parlamento alemán

El debate en el Bundestag fue solicitado por el Partido Verde alemán por la insistencia de los Couchmans. Tras cada una de las solicitudes rechazadas se esconde una historia, e Isabelle y Felix Couchman reunieron los casos y ahora están en contacto con más de 200 afectados. 

"La ciudadanía es un derecho fundamental. Estas personas no pueden recuperar a los seres queridos que han perdido. En muchos casos, no pueden recuperar sus propiedades. No pueden recuperar los trabajos que han perdido. Pero pueden obtener una cosa y es la ciudadanía alemana. A las personas no se les ha permitido hacer eso. Las razones que se han dado parecen injustas, ilegales y simplemente erróneas", dice Felix Couchman.

Sin embargo, después de una apretada votación en el Parlamento, la mayoría votó en contra de la propuesta. En una semana en la que los líderes mundiales conmemoraron la liberación del campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau, los conservadores (CDU/CSU) y los socialdemócratas (SPD) bloquearon la ley. Argumentaron que dos nuevos decretos iniciados por el ministro del Interior alemán en agosto pasado debían ser suficientes.

"Creemos que una regulación legal en lugar del statu quo no produciría una mejora, sino más bien un retraso y quizás incluso un agravamiento. En este sentido, consideramos que no hay necesidad de una nueva ley", argumentó el político conservador de la CSU Michael Kuffer en el debate.

Según los nuevos decretos, muchos de los solicitantes previamente rechazados ahora podrían adquirir la nacionalidad más fácilmente. Para ello, sin embargo, deben demostrar, en una entrevista personal, que hablan alemán básico, conocen las condiciones de vida en Alemania y otras cosas.

Esta postura contrasta con la de otros países europeos. En 2019, el Parlamento austríaco ratificó por unanimidad una ley que facilita a los descendientes de las víctimas de los nazis, que huyeron del Tercer Reich, la obtención de la ciudadanía austriaca. En tiempos muy anteriores, España y Portugal facilitaron la adquisición del pasaporte a los descendientes de aquellos que tuvieron que abandonar sus países a fines del siglo XV, durante la Inquisición española.

Documentos.

En el caso de Johan Yarnold, la solicitud iba acompañada de documentos históricos y el pasaporte alemán de su madre.

"Los decretos son solo un alivio discrecional”

Después de décadas de estancamiento, el abogado Felix Couchman y su esposa Isabelle, que viven en Londres, acogieron con beneplácito los decretos aprobados por el Ministerio del Interior alemán el verano pasado. Pero para ellos, no son suficientes.

"Desde su punto de vista, los decretos hacen lo que deberían hacer. No tienen una vision general, los problemas constitucionales. No ven todas las vidas de las personas que se han visto afectadas. No ven el elemento personal. Simplemente ven un ejercicio con un casillero en blanco y negro. Necesitan ver más allá de eso", dice el abogado.

Los Couchman regresaron decepcionados a Londres. Allí, Isabelle se puso en contacto con los afectados, quienes reaccionaron con enfado. Muchos no han superado aún la amarga experiencia del primer rechazo.

Deutsche Welle tuvo acceso a algunas de las notificiaciones. En una se aseguró que la persona en cuestión abandonó Alemania voluntariamente y no por "razones políticas, racistas o religiosas”. En otra misiva se explicó el rechazo a la solicitud de la siguiente manera: "Según los documentos que presentó, su padre era originalmente de nacionalidad austriaca. Por lo tanto, no tiene derecho a la ciudadanía en virtud del Artículo 116.2 de la Constitución ".

Felix Couchman critica que "algunas de las cartas que he visto no son comprensivas. No hay emoción alguna... No espero emoción, pero estos son seres humanos con una historia bastante horrible y necesitan ser tratados con respeto".

(rmr/er)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda