Desazón entre acreedores alemanes de Argentina | Economía | DW | 23.02.2005
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Economía

Desazón entre acreedores alemanes de Argentina

La Asociación Alemana de Protección del Inversionista (DSW) estima que el grado de aceptación del canje de bonos argentinos superará el 60% y teme que eso baste para dejar satisfecho al FMI.

Días cruciales para la reestructuración de la deuda.

Días cruciales para la reestructuración de la deuda.

A medida que se acerca el término del plazo establecido para aceptar de canje de deuda propuesto por Argentina, el nerviosismo cunde entre los acreedores que no quieren resignarse a perder más de la mitad de su inversión. Todavía no se sabe a ciencia cierta cuántos se han rendido a la evidencia de que no podrán recuperar su dinero y han optado por ceder a la oferta del gobierno de Buenos Aires, que implica en muchos casos una reducción del 75% del valor nominal de los títulos. Sobre todo dentro del país se impuso la convicción de que "más vale pájaro en mano que ciento volando": según fuentes de la Caja de Valores de Argentina, la aceptación del canje supera el 90%, lo que equivaldría a una suma de más de 21.500 millones de dólares en bonos impagos.

Alemanes calculan un 60% de aceptación

Ese "éxito" interno no se ha repetido en la misma medida en el exterior. Hasta el momento se habrían acogido al canje los dueños de títulos por un monto de más de 41 millones de dólares, de acuerdo con autoridades la Bolsa italiana que se remiten a datos de procedencia argentina. Tal cifra representa menos de la mitad del volumen total, que supera los 100 mil millones de dólares en bonos distribuidos en diversos países, comenzando por Italia.

No obstante, la Asociación Alemana de Protección del Inversionista (DSW) calcula que hasta fines de la semana los niveles de aceptación del canje superarán el 60%. Thomas Hechtfischer, portavoz de la agrupación, hizo notar en una entrevista con DW-WORLD que "los peces grandes, es decir, los inversionistas institucionales, decidirán al término del plazo si aceptan o no la oferta". Tal escenario no es precisamente alentador para los cerca de 40 mil inversionistas alemanes afectados por el tema, cuyos ánimos andan por los suelos, según Hechtfischer.

La decisión del FMI

En su opinión, ya un 50% sería interpretado por Argentina como un éxito. Y ello alimenta el temor de que porcentajes cercanos al 60% induzcan al Fondo Monetario Internacional a partir de la base de que se ha resuelto el problema. "Por lo visto el FMI ha vuelto a ceder, desdiciéndose del límite inicial del 75%", indicó Hechtfischer, admitiendo que, en tal caso, "no habrá nada que hacer". Al mismo tiempo, advirtió que se estaría sentando un "peligroso precedente", ya que países como Brasil podrían seguir el ejemplo.

Medios argentinos especulan, en cambio, que el FMI podría exigir la reapertura del proceso de canje como condición para dar el tema por superado y negociar un nuevo acuerdo con Argentina a partir de marzo. Sin embargo, nadie sabe qué condiciones se podría ofrecer a quienes hasta ahora no han accedido a las condiciones actuales y que, en principio, no tendrían otro medio para hacer valer sus reclamos que acudir a los tribunales.

DW recomienda