Derribo del vuelo PS 752: Teherán tiene que ser transparente | El Mundo | DW | 10.01.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Derribo del vuelo PS 752: Teherán tiene que ser transparente

¿Fue derribado el avión de pasajeros ucraniano que volaba sobre suelo iraní? Si así fue, las muertes serían la prueba amarga de que el precio de cualquier escalada lo pagan los civiles inocentes, dice Matthias von Hein.

Duelo luego del vuelo PS 752 que fue derribado en Teherán.

Duelo luego del vuelo PS 752 que fue derribado en Teherán.

El año nuevo llevaba apenas diez días. Y en estas escasas 300 horas, el mundo ya se había acercado al borde de una guerra en el golfo Pérsico que, para fortuna de todos, no estalló, al menos por el momento. La presunta y trágica equivocación la pagaron con sus vidas las 176 personas a bordo del  vuelo PS 752.

El siniestro, y especialmente sus causas, plantean muchas preguntas hasta hora. Sin embargo, cada vez hay más evidencias del lanzamiento no intencionado de un misil, por parte de la Fuerza Aérea iraní. No sólo el presidente de Ucrania, Vladimir Zelenski, quiere ver pruebas antes de comprometerse con dicha versión. Cuando una situación es tan delicada, como en el golfo Pérsico, la información de inteligencia siempre debe ser tratada con mucho escepticismo.

¿Por qué estaba operando el aeropuerto de Teherán?

A pesar de todo, el escenario es bastante plausible. Poco después del ataque de represalia iraní contra objetivos estadounidenses en Irak, la defensa aérea iraní debe haber estado preparada, y muy nerviosa, esperando un contraataque de los estadounidenses. Es absolutamente concebible que alguien bajo estrés haya cometido un error fatal. Lo que plantea la pregunta: en esta situación de alta tensión, ¿cómo pudieron las autoridades iraníes mantener abierto el aeropuerto de su capital, y dejar que aviones civiles despeguen y aterricen como si nada hubiera pasado?

Teherán ha rechazado, hasta ahora, la versión del derribo. Sin embargo, la negación sería más convincente si todos los investigadores tuvieran acceso al lugar del accidente. Si Irán quiere ganar credibilidad, debe ser totalmente transparente. El país se lo debe a los familiares de las víctimas y a la comunidad internacional. Sería intolerable politizar el desastre en cualquier dirección.

Una buena señal es que Teherán ha invitado a expertos, incluyendo al fabricante de aviones estadounidense Boeing, para investigar las causas del accidente. Sin embargo, debido a las sanciones de EE.UU., primero necesitan un permiso especial del ministerio de Finanzas en Washington. Otra buena señal es que las declaraciones del presidente Donald Trump sobre el desastre suenan extremadamente conciliadoras, teniendo en cuenta su carácter. "Tal vez alguien se equivocó", dijo desde la Casa Blanca.

El precio lo están pagando los civiles inocentes

Si el avión de pasajeros fue derribado involuntariamente por la defensa aérea iraní, las 176 víctimas mortales serían un amargo recordatorio, tanto para Teherán como para Washington: quien quiera que comience una escalada ya no puede controlar a dónde esta conduce. El precio lo pagan, como en tantos otros casos, principalmente los civiles no involucrados.

Por eso, es importante que se acelere la diplomacia europea para solventar la crisis. Ahora. Después de la respuesta moderada de Teherán por el asesinato del general Soleimani por un dron estadounidense y la reacción, igualmente moderada de Washington, el momento parece favorable. La oportunidad se puede perder rápidamente.

(jov/cp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda