Derecho al olvido, el ″borrador digital″ de Europa | Sociedad | DW | 23.11.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Sociedad

Derecho al olvido, el "borrador digital" de Europa

Todo ciudadano de la UE tiene derecho a pedir a los buscadores de Internet como Google que eliminen antiguos enlaces con información sensible. Aquí las razones por las que el derecho al olvido puede afectarnos a todos.

¿Por qué es necesario un derecho al olvido?

Un ejemplo: un joven de 19 años asiste a un concierto con sus amigos, beben demasiado y, tal vez, consumen algo más. Ninguno de ellos recuerda exactamente qué sucedió, pero al final del concierto uno baila semidesnudo en el escenario con el cantante. Los amigos lo graban y ese video termina en la red. Muchas personas lo miran y al principio todo parece bastante divertido.

Diez años después esta persona empieza un negocio serio, intenta conseguir clientes y lo que aparece en la parte superior de la búsqueda de Google cuando introducen su nombre es ese vídeo en el que está casi sin ropa.

"Las personas somos seres sociales. Quiénes somos depende mucho de lo que los demás piensen de nosotros", señala la ministra alemana de Justicia, Christine Lambrecht, y agrega que "si uno sigue cargando sus pecados de juventud por el resto de su vida, nadie confiará en esta personas como un miembro responsable de nuestra comunidad". Poder ser olvidado en la red significa por lo tanto la oportunidad de desarrollarse, de aprender del pasado y de dejar atrás los propios errores juveniles, según Lambrecht.

Esto significa que cualquiera que haya bailado semidesnudo y drogado hace años, pero que luego se sienta avergonzado y que vea afectada su carrera por ello, debería tener por ley la oportunidad, al menos, de dejar atrás ese pasado.

En el mundo analógico, el olvido es la regla y el recuerdo la excepción. En el mundo digital es al revés: recordar es la regla, olvidar la excepción. La información personal importante y la no tan importante terminan sin filtrar en la red. De acuerdo con el experto en derecho de los medios de comunicación, Karl-Nikolaus Peifer, "si casi nada se olvida o se borra, entonces necesitamos herramientas para olvidar en casos individuales”.

Por ello, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha creado normas en los últimos años y ha elevado el derecho al olvido a una cuestión de derechos humanos, para acercar un poco más el mundo digital al analógico. "El derecho al olvido es fundamental para la protección de la privacidad", explica Lambrecht.

¿Qué significa concretamente el derecho al olvido?

La idea de este derecho al olvido vino del abogado austriaco Viktor Mayer-Schönberger. Ya a finales de la década de 2000 había pedido que se le diera a la información digital una fecha de caducidad para que se borrara automáticamente después de un cierto período de tiempo. Esta propuesta aún no ha sido aceptada, pero este derecho ha sido adoptado en partes. En una sentencia del Tribunal de Justicia de la UE de 2014 (la llamada sentencia Google-España), los jueces fallaron a favor de un español que había pedido a Google que eliminara de los resultados de búsqueda información obsoleta sobre él.

Este fallo histórico dio a los ciudadanos de la UE la oportunidad de pedir a los buscadores que eliminen información personal sensible. En 2018, este derecho se consagró en el Reglamento Básico de Protección de Datos de la UE. Desde entonces, los tribunales han tenido que ponderar, por un lado, "entre el derecho al respeto de la vida privada y la protección de los datos personales por parte del interesado, con la libertad empresarial del operador del buscador por el otro", recuerda el abogado Christian Mensching. Esto significa que incluso si todo el mundo puede solicitar a los buscadores eliminar sus datos antiguos - no existe un derecho automático a eliminar. No es necesario eliminarlo, por ejemplo, si hay un interés público particular en una persona o si la información es de especial interés social incluso años después.

Entonces, si Google realmente tendría que eliminar el video del joven semidesnudo del concierto también dependería de qué tan famoso sea este años después. En caso de duda, los tribunales decidirán. Además, los buscadores solo tienen que eliminar la información de las listas de resultados dentro de la UE, y no a nivel mundial.

KitKatClub

En algunas fiestas techno de Berlín, los jóvenes bailan semidesnudos.

¿Y dónde queda la libertad de prensa y de los medios de comunicación?

"Ahí hay un conflicto", opina la ministra de Justicia Lambrecht. Legalmente, el derecho al olvido puede entrar en conflicto con la libertad de los medios de comunicación. Cuando el derecho a la libertad de expresión y a una prensa libre son elementos destacados de una democracia, las barreras para suprimir la información o hacerla inaccesible deben ser altas.

Debido a posibles colisiones con la libertad de prensa, no existe tal "borrador digital" en Estados Unidos. "El derecho al olvido es un tema muy controvertido aquí", dice el profesor estadounidense de derecho Paul Schwarz. La primera enmienda prohíbe al Congreso aprobar leyes que restrinjan la libertad de prensa y la libertad de expresión. Mientras que la libertad de prensa y los derechos personales tienen que ser sopesados dentro de la UE, la protección de la libertad de los medios de comunicación y la libertad de opinión prevalecen claramente en EE.UU..

Las sentencias de los tribunales han demostrado que incluso la jurisprudencia alemana apunta a que la libertad de prensa se equilibre cuidadosamente con la autodeterminación informativa del individuo. Un ejemplo es un fallo histórico del Tribunal Alemán de Justicia en julio de 2020, en el que los jueces decidieron en un caso específico que prevalecía el derecho a la información del público. Esto demuestra que no hay una restricción automática a la libertad de información, y siempre depende del caso.

DW recomienda