Deportaciones en Alemania: cada vez con más fuerza policial | Alemania | DW | 13.08.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

Deportaciones en Alemania: cada vez con más fuerza policial

La policía alemana ha enfrentado una mayor resistencia física al realizar deportaciones. A su vez, está respondiendo con mayor fuerza, provocando críticas de legisladores y grupos de derechos.

Hay numerosas razones por las cuales las deportaciones desde Alemania han tenido que ser suspendidas. Estas incluyen a los solicitantes de asilo que lograron que los tribunales bloquearan su deportación a sus países de origen o a los terceros países desde los que ingresaron a Alemania.

Y hay, también, incidentes en los que los solicitantes de asilo pasaron a la clandestinidad para evadir a la policía, así como deportaciones que fueron canceladas en el último minuto, por individuos que comenzaron a ponerse violentos a bordo de los aviones.

En el primer semestre de 2019, los pilotos de aerolíneas alemanas o extranjeras se negaron a realizar vuelos de deportación de 335 personas. La cifra fue revelada por una investigación parlamentaria presentada por el partido alemán La Izquierda, a la que DW tuvo acceso.

La pesquisa muestra asimismo que la mayoría de los vuelos de deportación fueron cancelados en el aeropuerto de Fráncfort del Meno, lo que involucró a 131 personas. La mayoría de las deportaciones tuvieron lugar haciendo uso de la aerolínea alemana Lufthansa (que transportó a 87 individuos), seguida por Eurowings e Iberia.

Estas cifras ponen en relieve que las deportaciones conllevan un grado creciente de fuerza física.

El uso de esposas se multiplica por diez

La legisladora de La Izquiera, Ulla Jelpke, quería saber más sobre deportaciones desde Alemania y envió una lista con 26 preguntas detalladas al Gobierno. Quedó profudnamente preocupada cuando, posteriormente, se enteró de que el uso de inmovilizadores por parte de la policía, como esposas de manos y pies, había aumentado casi diez veces, de 135 casos en 2015 a 1.231 en 2018.

El fuerte aumento se produce a pesar del hecho de que el número de deportaciones se ha mantenido casi constante en ese período de tiempo. En 2017, hubo 23.966 deportaciones. Un año después, 23.617. A juzgar por las 11.496 deportaciones realizadas entre enero y junio de este año, es probable que el 2019 sea relativamente similar a años anteriores.

El Ministerio del Interior alemán explicó que el aumento de la fuerza física viene con el "aumento de personas que se resisten violentamente a las deportaciones". Sin embargo, una declaración del 6 de agosto dice que el Gobierno carece de "más hallazgos confiables" sobre el asunto.

Symbolbild - Abschiebung

A pesar de cifras de deportación relativamente consistentes en los últimos años, el uso de la fuerza está en aumento

Ministerio del Interior: aumento del uso de la fuerza es "fácil" de explicar

Cuando DW solicitó declaraciones al Ministerio del Interior el lunes (12.08.2019), la portavoz Eleonore Petermann dijo que el aumento de la fuerza física era "fácil" de explicar. Como las deportaciones se llevan a cabo en contra de la voluntad de las personas, estas pueden mostrar su descontento al "posiblemente usar la violencia física", explicó. Para garantizar que las deportaciones puedan seguir adelante, o para proteger a las personas de ser lastimadas, se pueden usar esposas u otros métodos, aunque que estos son "un último recurso", afirmó Petermann.

Jelpke dijo que consideraba "intolerable" que se use más fuerza física contra personas desesperadas, "para enviarlos de regreso a condiciones miserables en sus países de origen o de tránsito". Además, aseguró que hay muchos informes impactantes sobre deportaciones brutales.

Grupos de derechos humanos: las deportaciones carecen de transparencia

Jelpke destacó que, por ejemplo, el Comité para la Prevención de la Tortura del Consejo de Europa instó a Alemania en mayo a abstenerse del uso "desproporcionado e irrazonable" de la fuerza al realizar deportaciones.

La organización alemana de derechos humanos Pro Asyl, por su parte, ha reportado un aumento en el uso de la fuerza física durante las deportaciones tanto por parte de los deportados como de las autoridades. Aunque Bernd Mesovic, que dirige la rama legal de Pro Asyl, dice que ha habido más quejas de "fuerza excesiva" por parte de agentes de policía que "recogen a aquellos destinados a la deportación o los transportan al aeropuerto", que de la propia policía del aeropuerto.

Mesovic describe la práctica alemana de deportar individuos como una "caja negra". Aparte de los que son afectados directamente y posiblemente los familiares, no hay testigos independientes de lo que realmente sucede. Como resultado, solo están las quejas comunes para que se acaben las deportaciones. De acuerdo con este activista, además, se puede relacionar a los crecientes llamados de los legisladores alemanes a reforzar las deportaciones con estos informes de aumento de la fuerza física por parte de las autoridades.

rr/rml

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

Ver el video 02:51

Alemania: nuevas leyes para facilitar deportaciones

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema