¿Deporta Estados Unidos a inmigrantes por delitos menores? | América Latina | DW | 07.04.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

¿Deporta Estados Unidos a inmigrantes por delitos menores?

El New York Times publica un informe según el cual dos tercios de los dos millones de deportados en Estados Unidos habían cometido solo infracciones leves, algo que la Casa Blanca se ha apresurado a desmentir.

El gobierno de Barack Obama asegura que ha ordenado priorizar la deportación de indocumentados con antecedentes criminales graves, sin embargo la mayor parte de la cifra récord de sin papeles expulsados de Estados Unidos bajo su mandato solo habían cometido infracciones menores, según publicaba hoy The New York Times.

De acuerdo con el rotativo, que dice haber analizado datos oficiales internos del gobierno, dos tercios de los casi dos millones de casos de deportación -una cifra récord- registrados desde que Obama llegó a la Casa Blanca en 2009 "involucran a personas que habían cometido infracciones menores, incluidas infracciones de tráfico, o que no tenían antecedente penal alguno". Sólo el 20% de los deportados, unos 394.000, eran personas que habían cometido delitos graves, entre otros por tráfico de drogas, agrega el diario.

De hecho, según el análisis del rotativo, los casos de deportaciones que más ha aumentado son los de indocumentados interceptados tras haber cometido una infracción de tráfico: ese tipo de casos se han más que cuadruplicado desde los 43.000 registrados durante los últimos cinco años del gobierno de George W. Bush a los 193.000 en el lustro que Obama lleva en la Casa Blanca.

Desmentido oficial

El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, desmintió que la mayoría de las deportaciones producidas durante el mandato de Obama hayan sido de personas con delitos menores o faltas. Carney aseguró que "el 98% de las deportacinoes de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) entran dentro de las prioridades" marcadas por la administración, entre ellos aquellos que intentan ingresar en el país ilegalmente, los reincidentes y fugitivos de los tribunales migratorios.

El portavoz reiteró que la gran mayoría de los deportados fueron condenados por delitos de importancia, como delitos agravados o reincidencia de más de dos infracciones. La Casa Blanca ha asegurado que solo está expulsado del país a indocumentados con historial criminal, pertenencias a organizaciones delictivas o personas que perjudican a la comunidad, contradiciendo los datos publicados por el diario.

Según la prensa estadounidense, a Obama le ha sentado especialmente mal el apodo de "deportador en jefe" que le han dado algunos de los líderes en materia de reforma migratoria. Ahora se abre el plazo de tres meses que Obama ha pedido a los grupos de presión que le den para realizar una revisión "humana" de las deportaciones, orden que dio a su secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, a mediados de marzo.

LGC (dpa, efe)