Denuncias de racismo empañan fin de semana de fútbol en Alemania y España | Europa al día | DW | 14.01.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Denuncias de racismo empañan fin de semana de fútbol en Alemania y España

En la Bundesliga, dos futbolistas del Mainz fueron blanco de insultos racistas durante el partido disputado el sábado en campo del Hannover, por la décimo octava jornada del torneo, según denunciaron este domingo (14.01.2018) los jugadores.

El germano-nigeriano Leon Balogun y el nigeriano Anthony Ujah denunciaron que un grupo de hinchas del Hannover los insultaron y emularon sonidos de mono. El Hannover confirmó hoy que entre seis y doce personas participaron en el incidente.

"Me espanta que todavía haya comportamientos de este tipo en 2018 en la Bundesliga, en la que cada día jugadores de distinto origen, color de piel y religión luchan por sus hinchas", señaló Balogun en la red social Twitter.

Ambos clubes reaccionaron indignados. "Rechazo al 200 por ciento una actitud como ésta", dijo el presidente del Hannover, Martin Kind. "Este tipo de ideas no tienen cabida en el Hannover. Pedimos todas las disculpas al Mainz y a los dos jugadores".

"Es incomprensible que jugadores de la Bundesliga tengan que tolerar la discriminación racista", expresó, por su parte, el directivo del Mainz Rouven Schröder.

Un incidente similar tuvo lugar el fin de semana en España. El futbolista colombiano Jefferson Lerma, del Levante, denunció "insultos racistas" por parte del internacional español Iago Aspas durante la disputa del encuentro en el Ciudad de Valencia.

Lerma aseguró a la cadena de televisión Bein Sports que Aspas lo llamó "negro de mierda" y más tarde emitió en las redes sociales el mensaje "no al racismo".  "Ya que estoy frente a las cámaras quiero hacer una denuncia. Estos actos de racismo no pueden existir. Aspas me ha dicho 'negro de mierda' y eso no puede pasar", declaró Lerma tras el encuentro.

Aspas no quiso hacer declaraciones públicas, aunque emitió su versión de los hechos en la página web del Celta y rechazó que hubiera insultos racistas. "Lo que se dice en el campo, se queda en el campo. Por ello no voy a reproducir lo que él me dijo a mí. En cualquier caso, yo no le llamé lo que él me atribuye", dijo Aspas a los medios oficiales del club gallego. (Dpa)

 

DW recomienda