Denuncian ola de detenciones políticas en Cuba | América Latina | DW | 02.12.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Denuncian ola de detenciones políticas en Cuba

Organismos opositores afirman que se multiplican los arrestos de corta duración, cuyo fin es impedir reuniones o protestas de la disidencia. En noviembre hubo más de 700 detenciones.

Al menos 761 personas fueron detenidas por motivos políticos en noviembre en Cuba, según reportó la opositora Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN).

La cifra supera por tercer mes consecutivo las 700 detenciones temporales y es la tercera más alta que reporta el grupo opositor liderado por el disidente Elizardo Sánchez en su habitual informe mensual.

"El nivel de represión política contra pacíficos opositores siguió siendo muy alto" en noviembre, señaló la ilegal pero tolerada CCDHRN.

Arrestos de corta duración

La agrupación reporta desde hace algunos años el aumento de las detenciones de corta duración, durante pocas horas o días, con el objetivo de impedir reuniones o protestas de la disidencia.

Según el grupo opositor, el mes pasado "se registraron las cifras más altas de opositores pacíficos reprimidos" en las provincias de Santiago de Cuba y Holguín, en el este del país, así como en Matanzas y Villa Clara en el centro de la isla, además de en La Habana.

La proscrita agrupación política Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), liderada por el exprisionero de conciencia José Daniel Ferrer en la zona oriental del país, denuncia también desde hace semanas arrestos a sus activistas.

La CCDHRN es el principal grupo dedicado a la recopilación de datos sobre la situación de los derechos humanos dentro de la isla. Sus informes son citados por la organización humanitaria Amnistía Internacional.

El gobierno de Raúl Castro no reconoce la existencia de presos políticos en la isla y acusa a los disidentes de ser "mercenarios" financiados desde el extranjero para desestabilizar el país.

EL(dpa,EFE)