Decenas de muertos en Egipto tras retorno de la violencia | El Mundo | DW | 06.10.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Decenas de muertos en Egipto tras retorno de la violencia

Nuevas manifestaciones de los Hermanos Musulmanes desataron fuertes enfrentamientos con la policía y opositores en varias ciudades del país.

Un día nacional de fiesta en Egipto que terminó convertido en tragedia. El 6 de octubre se conmemora en ese país la fecha en que el Ejército atacó a las tropas israelíes en 1973. Con ese motivo salieron a la calle manifestantes pro Fuerzas Armadas, las que hace unos meses dieron un golpe de Estado que sacó del poder a Mohamed Mursi, presidente democráticamente electo al frente del movimiento de los Hermanos Musulmanes.

Precisamente estos, fuertemente reprimidos desde que fueron derrocados en julio, también salieron a las calles, pero con el fin de exigir el retorno al poder de Mursi, que sigue detenido en un recinto desconocido en manos del Ejército. El caldo estaba servido y ocurrió lo obvio: enfrentamientos en las calles entre ambos bandos, donde la policía intervino haciendo uso de gases lacrimógenos y reprimiendo con dureza a los musulmanes.

En horas de la noche de este domingo (06.10.2013), el Ministerio de Salud cifraba en 34 las personas que habían perdido la vida en los choques entre las fuerzas de seguridad y los seguidores de los hermanos Musulmanes. Las autoridades aseguran que 30 personas murieron en El Cairo, donde los enfrentamientos duraron varias horas. Cifras preliminares hablaban de más de 200 heridos.

Ver el video 01:22
Now live
01:22 minutos

Egipto, un país dividido



Agentes extranjeros, no activistas

Las manifestaciones se extendieron por varias ciudades del país. El diario Al Shorouk informó que efectivos de seguridad mataron a tres islamistas en Al Minja, al sur del país. La cadena de televisión CNN mostraba en directo cómo la policía apaleaba a seguidores de los Hermanos Musulmanes y no intervenía cuando terceros hacían lo mismo.

Esa organización ha sido prohibida y la mayoría de sus líderes están detenidos, así como sus activos financieros bloqueados. Desde entonces ha disminuido su capacidad de convocatoria a las protestas, aunque la de este domingo parece mostrar que el movimiento no está del todo desarticulado y logró movilizar a un número importante de simpatizantes.

El portavoz del presidente interino Adli Mansur, Ahmed al Muslimani, advirtió, según indicó el periódico estatal Al Akhbar, que “quien se manifieste en este aniversario contra el Ejército, estará actuando como agente extranjero y no como activista”. El Gobierno había tomado medidas para impedir disturbios, ordenando que tanques y un amplio despliegue policial patrullaran las calles.

DZC (dpa, AP, AFP)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema

Publicidad