Decenas de miles de españoles protestan contra reforma laboral | Europa | DW | 11.03.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Decenas de miles de españoles protestan contra reforma laboral

Decenas de miles de españoles protestan contra reforma laboral

Miles de personas se manifestaron en España contra la dura reforma laboral del gobierno de Mariano Rajoy, que facilita y abarata los despidos en medio de la mayor crisis económica del país en los últimos 35 años.

Las manifestaciones, que se realizaron en 60 ciudades españolas, eran un ensayo para medir la perspectiva de éxito de la huelga general que los dos grandes sindicatos, CCOO y UGT, han convocado para el 29 de marzo contra la reforma laboral. El 19 de febrero se había celebrado la primera manifestación de protesta masiva en España contra una reforma que los sindicatos consideran "injusta, ineficaz e inútil" y solo beneficiosa para los empresarios.

Los sindicatos calcularon que tan solo en Madrid acudieron a manifestarse este domingo medio millón de personas, cifra que la policía redujo a no más de 30.000. Los manifestantes correaron consignas como "Lo llaman crisis, cuando es capitalismo" o "Huelga general, huelga general!".

La protesta sindical en Madrid fue duramente criticada por algunas organizaciones, de signo derechista, de familiares de las víctimas de los atentados terroristas del 11 de marzo de 2004. Ellas acusaban a los sindicatos de haber despreciado los sentimientos de los deudos de las 192 víctimas mortales de los ataques con bomba contra trenes suburbanos en Madrid al convocar sus manifestaciones justamente para el día del octavo aniversario de los atentados.

La reforma laboral del gobierno de Rajoy, que fue aprobada el pasado jueves por el Congreso de los Diputados, ha sido vilipendiada por los sindicatos, pero aplaudida por la organización patronal CEOE. La reforma no solo abarata los despidos por motivo de malos resultados empresariales, sino que también les permite a los dueños de las empresas en dificultades, que son casi todas en España, reducir unilateralmente, sin acuerdo, los salarios de sus trabajadores y prolongar la jornada laboral sin compensión salarial.

La tasa de desempleo en España llegó a finales de 2011 al 22,9 por ciento, la más alta en la Unión Europea. Entre los jóvenes menores de 25 años, casi uno de cada dos está sin trabajo. dpa

Publicidad