De Facto: La actualidad de la semana en Europa | De Facto | DW | 11.03.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

De Facto

De Facto: La actualidad de la semana en Europa

La semana que empezó al son del carnaval terminó con el dramático terremoto en Japón. Condolencias y ofertas de ayuda se enviaron de inmediato a Tokio desde Bruselas, donde la UE dedicó una cumbre extraordinaria a Libia.

default

La UE demanda la renuncia de Gadafi en una cumbre extraordinaria.

Europa demanda la dimisión inmediata del líder libio, Muamar al Gadafi. En eso hay consenso en la UE. Al inicio de la cumbre, la canciller alemana, Angela Merkel, lo formuló así: “Alguien que libra una guerra contra su propio pueblo no es un interlocutor para la Unión Europea. Por eso demandamos la renuncia inmediata de Gadafi y haremos todo lo posible por emitir una señal unívoca que lo subraye con sanciones económicas, sanciones financieras y otras sanciones...”

La Unión Europea no descarta, como última posibilidad, recurrir a operaciones militares. Pero, mientras tanto, Merkel insiste en las sanciones políticas, a diferencia del presidente francés, Nicolás Sarkozy, que está pensando ya en otras opciones. “Bajo la condición expresa de que las Naciones Unidas así lo deseen, la Liga árabe lo acepte y las autoridades libias que esperamos sean reconocidas así lo deseen, ingleses y franceses nos hemos declarado dispuestos a realizar operaciones focalizadas, netamente defensivas. Eso sólo vale para el caso de que el señor Gadafi recurra a armas químicas o ataques aéreos contra personas que se manifiestan en forma no violenta”, señaló Sarkozy.

Reparos alemanes

Pero, pese a todas las condiciones expuestas, su idea sigue topándose con la resistencia de Alemania y otros socios.

En cuanto a la propuesta de establecer una zona de exclusión aérea en Libia, tampoco hubo consenso por ahora. El ministro alemán de Relaciones Exteriores, Guido Westerwelle, ya había expuesto previamente los reparos alemanes: “En general velaremos porque por lo pronto puedan surtir efecto las sanciones políticas, porque no queremos caer en una situación en la que finalmente nos veamos ante riesgos incalculables y pudiéramos convertirnos en parte de una guerra civil”.

Por su parte, la OTAN se mostró reservada en su reunión de ministros de Defensa, sostenida el jueves. El secretario general de la Alianza Atlántica, Anders Fogh Rasmussen, fue claro al señalar que “la OTAN definitivamente no proyecta intervenir en Libia. Hemos pedido a nuestros militares realizar la planificación necesaria para estar preparados ante cualquier eventualidad, pero no hemos tomado decisiones operacionales”.

Otras opciones

También al Parlamento Europeo debatió esta semana sobre la crisis libia y las posibilidades de presionar a Gadafi para que abandone el poder. El eurodiputado francés Daniel Cohn Bendit, jefe de la bancada verde, propuso allí otra opción, para incrementar la credibilidad de Europa: “Hay millones de personas reconocidas por ACNUR como refugiados. ¡Dejémoslas entrara Europa! Si lo hacemos, emitiremos una señal humanitaria y política muy potente. Entonces se reconocerán los valores europeos, porque actuamos en pro de esos valores, en pro de la libertad den Libia, en Túnez y en Egipto”.

Pero de eso no se habló aparentemente en la cumbre de Bruselas, aunque terminó con la decisión de la UE de mantener abiertas todas las opciones.

Enlaces externos