Daesh libera a cientos de civiles secuestrados en Manbij | El Mundo | DW | 13.08.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Daesh libera a cientos de civiles secuestrados en Manbij

El grupo radical tomó a unas dos mil personas como rehenes para usarlos como escudos humanos mientras huían del avance de las tropas kurdo-árabes.

Fuerzas rebeldes y el Observatorio Sirio de Derechos Humanos confirmaron este sábado (13.08.2016) que Daesh, también conocido como Estado Islámico, dejó en libertad a cientos de los civiles que usaron como escudos humanos mientras escapaban de la ciudad de Manjib, en el norte de Siria, donde se vieron superados ante el avance de las fuerzas kurdo-árabes apoyadas por Estados Unidos.

Una fuente de las Fuerzas Sirio Democráticas dijo a la agencia AFP que un número indeterminado de civiles había podido huir de los radicales por sus propios medios, mientras que otros “fueron liberados”. La alianza militar kurdo-árabe lanzó un asalto en mayo sobre Manjib, un punto de enlace en la ruta de aprovisionamiento entre Turquía y la capital de facto de Estado Islámico, Al Raqa, que culminó exitosamente esta semana.

Al abandonar sus puestos en la ciudad, los yihadistas tomaron a cientos de civiles para utilizarlos como protección contra los ataques aéreos de la aviación estadounidense mientras escapaban a la ciudad de Jarabulus, un puesto fuerte de Estado Islámico en la frontera turco-siria. “Entre los civiles había gente que fue usada como escudo humano, pero también varios que escogieron voluntariamente dejar la ciudad por temor a represalias” de las Fuerzas Sirio Democráticas, dijo el Observatorio Sirio.

Felicidad en Manjib

De acuerdo con las fuentes, numerosos civiles fueron liberados en las afueras de Manbij, en territorio que sigue bajo control de Estado Islámico, a medida que las tropas que escapaban iban avanzando por la carretera rumbo a posiciones más seguras. Otros quedaron libres en la ciudad de Jarabulus, una vez que los combatientes del grupo radical llegaron a sus refugios.

Los yihadistas, que han sufrido duros reveses tanto en Siria como en Irak, a menudo llevan a cabo secuestros masivos cuando se ven presionados a abandonar el territorio que dominaban. Asimismo, instalan trampas y realizan atentados suicidas para ralentizar el avance de sus enemigos. En Madbij, en tanto, se vieron escenas de algarabía al ponerse fin al dominio de EI, que estaba en la ciudad desde 2014. Hombres y mujeres salieron a las calles a celebrar, quitándose velos y afeitándose las barbas.

DZC (AFP, dpa, Der Spiegel)


DW recomienda

Publicidad