Débil victoria socialdemócrata en Eslovaquia | Europa | DW | 18.06.2006
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Débil victoria socialdemócrata en Eslovaquia

Con casi el 30% de los votos, el opositor partido socialdemócrata Smer ganó las elecciones parlamentarias eslovacas, pero requerirá varios aliados para obtener la mayoría necesaria para gobernar.

Robert Fico tendrá la primera oportunidad de formar gobierno.

Robert Fico tendrá la primera oportunidad de formar gobierno.

No hay otro país en Europa que tenga sueldos más bajos y, simultáneamente, un mayor crecimiento económico. Los eslovacos ganan, en promedio, sólo 450 euros al mes, mientras la economía del país creció el año pasado en un 6,1%. No sorprende pues que haya muchos descontentos con el gobierno del cristianodemócrata Mikula Dzurinda, que está en el poder desde hace años y ha aplicado una política económica estrictamente liberal. A ellos apeló el socialdemócrata Robert Fico en las elecciones parlamentarias, preconizando un "retorno a la dignidad humana".

"Sí y no"

¿Deben seguir adelante como hasta ahora las radicales reformas económicas? Esa la pregunta que dominó la campaña electoral. Pero quien haya esperado una respuesta clara se ha visto decepcionado. Los eslovacos contestaron con un claro "sí y no".

Es cierto que el favorito ganó. El izquierdista partido "Smer", encabezado por Fico, obtuvo casi el 30% de los votos y ocupará un tercio de los escaños en el próximo parlamento. Pero la verdadera sorpresa es el resultado obtenido por la Unión Cristiano Demócrata eslovaca. En lugar del 12% que se vaticinaba, el partido del gobernante Dzurinda logró más del 18%. En consecuencia, si se suman los votos del partido conservador católico KDH y el de la minoría húngara, SMK, el bloque reformista de derecha tiene tanta fuerza como el Smer.

Alternativas múltiples

Pero a ninguno de los dos les basta para gobernar. Es decir, necesitan más aliados. Paradójicamente, ambos podrían recurrir al grupo que en realidad resultó perdedor en estos comicios: el Movimiento por una Eslovaquia democrática (HZDS), de Vladimir Meciar. Esta agrupación que hace 4 años era aún el partido más votado cayó ahora al 8,8%. Pero Meciar, que en la década del 90 aisló a Eslovaquia con su estilo autocrático de gobierno y ahora se muestra muy moderado, podría influir decisivamente en la formación del nuevo gobierno.

Sin embargo, además de Meciar, el Smer necesitaría otro socio para lograr la mayoría en el parlamento. Éste podría ser el partido nacionalista SNS, que conquistó el 12% de los votos, pero que no es un dechado de virtudes democráticas, ya que se ha dedicado a avivar los resentimientos contra las minorías de húngaros y gitanos. También el bloque de derecha podría recurrir al apoyo de otros partidos menores. Pero, de momento, la preferencia la tiene Fico, a quien le será encomendada la formación de gobierno, según anunció ya el presidente Iván Gasparovic. Sea como fuere, el resultado electoral indica que habrá que transar.

  • Fecha 18.06.2006
  • Autor Vladimir Müller/ERS
  • Imprimir Imprimir esta página
  • Enlace permanente https://p.dw.com/p/8dsK
  • Fecha 18.06.2006
  • Autor Vladimir Müller/ERS
  • Imprimir Imprimir esta página
  • Enlace permanente https://p.dw.com/p/8dsK