Cumbre UE-China: medio ambiente y política monetaria | Política | DW | 30.11.2009
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Política

Cumbre UE-China: medio ambiente y política monetaria

Una semana antes de la Cumbre de Copenhague para el Cambio Climático, la Unión Europea urge a la República Popular China y a otros Estados a objetivos más ambiciosos. China reacciona con reserva.

Wen Jiabao y José Manuel Durao Barroso

Wen Jiabao y José Manuel Durao Barroso

Lo que la comunidad internacional ha sido puesto sobre la mesa para la Cumbre de Copenhague no le basta a China, informa el primer ministro sueco, Fredrik Reinfeldt, en calidad de presidente de turno de la UE durante la Cumbre UE-China que tiene lugar en la metrópolis de Nanying.

Se exhorta a China al liderazgo

Estados Unidos tiene una responsabilidad histórica debido al volumen de emisiones de CO2 que tiene a su haber y al alto promedio de éstas por habitante. Pero también China tiene debería ser una abanderada en este tema pues tiene mucha responsabilidad en el asunto: es el mayor emisor de gases de efecto invernadero. “No podemos solucionar el problema del cambio climático si China no muestra liderazgo y no asume responsabilidades”, subrayó Reinfeldt. Por su parte, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, añadió: “Acerca de la realidad del cambio climático no se puede negociar”.

El primer ministro chino, Wen Jiabao, reaccionó con bastante reserva ante este llamado. Los objetivos chinos para reducir las emisiones han sido un aporte significativo al esfuerzo que se hace internacionalmente. En este tema debería reinar el principio de la “responsabilidad común pero diversificada”. No hay que olvidar, así Wen Jiabao, que China todavía en un país en vías de desarrollo.

La República Popular China apuesta por el ahorro de energía

La semana pasada, China anunció que pretendía reducir emisiones en relación a su producción industrial. Hasta el año 2020 emitiría entre un 40 y un 45 por ciento menos en relación a 2005 incrementando la eficiencia energética por unidad del producto interno bruto. Debido al fuerte crecimiento económico la emisión de dióxido de carbono subirá en términos absolutos, aunque no tanto como antes.

En la Cumbre de Copenhague, Estados Unidos quiere asumir el compromiso de reducir sus emisiones hasta el año 2020 en un 17 por ciento con relación al año 2005. Por su parte, los países europeos anuncian una reducción del 20 por ciento en comparación a 1990.

China y la Unión Europea firmaron en Nanjing cinco acuerdos para la cooperación en los ramos de protección ambiental, comercio, industria y construcción. También fue prolongado el acuerdo de cooperación en ciencia y tecnología. En una declaración conjunta, ambas partes exigen que se aumente el apoyo a los países en desarrollo en cuanto a protección ambiental.

Pugna por política monetaria

No hubo gran acercamiento en el segundo gran tema de la cumbre: la política económica y monetaria. Wen Jiabao rechazó la propuesta de los representantes de la UE en cuanto a una revaloración del yen con respecto al euro. La estabilidad del yuan es decisiva para la estabilidad económica china, así el punto de vista chino. Para la UE el yuan debería ser revalorizada paulatina y ordenadamente.

Autor: Michael Wehling (dpa, ap, rtr, afp)
Editor: Enrique López

DW recomienda