Cumbre sobre abusos en el Vaticano:¿escenificación o cambio? | El Mundo | DW | 21.02.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Cumbre sobre abusos en el Vaticano:¿escenificación o cambio?

La Iglesia católica aborda en Roma un escándalo mundial: los abusos a menores durante décadas. Pero en el Vaticano también se dilucida en estos días el futuro de la Iglesia.

Cualquiera que arribe a la plaza de San Pedro del Vaticano es abrazado por dos enormes columnatas. Es un recibimiento impresionante, que transmite a los millones de visitantes anuales –peregrinos católicos en su mayoría- la sensación de ser bienvenidos al corazón de la Iglesia católica. Se trata de una dramaturgia surgida de forma consciente tras la Reforma. "El Vaticano fue construido como un teatro”, dice el historiador eclesiástico Massimo Faggioli. Al fin y al cabo, en el Vaticano, la Iglesia católica es el Estado. La más pequeña y poderosa ciudad-Estado del mundo. Y también un escenario sobre el que estos días (del 21 al 24 de febrero de 2019) se enfrenta ante los ojos del mundo a una de sus mayores crisis.

El miércoles (20.02.2019) se congregó a las puertas del Vaticano un grupo rodeado de cámaras y periodistas. Eran afectados que sufrieron la violencia sexual, portando un cartel con banderas de todo el mundo, comprometidos con las víctimas de abusos de la Iglesia católica, también las anónimas.

Víctimas de todo el mundo

La crisis de los abusos es un problema global, tal y como ha reconocido el Papa Francisco. Lo que empezó como unas revelaciones en Irlanda, Estados Unidos y Alemania, se extendió a otros países. También porque Francisco, en las horas más oscuras de su pontificado, ignoró primeramente las acusaciones de abusos en Chile, lo que ensombreció su visita al país andino a principios de 2018.

Ya el pasado otoño, Francisco convocó a los jefes de las conferencias episcopales de todo el mundo a esta reunión de emergencia. Rara vez se reúnen tantos representantes eclesiásticos de alto rango. Cuando lo hacen, suele ser en el cónclave a puerta cerrada para elegir nuevo Pontífice. En esos casos, las señales de humo son las que señalizan lo que acontece puertas adentro.

Rom, Blick von der Kuppel des Petersdoms auf den Petersplatz (1656-1667, entworfen von Gian Lorenzo Bernini (picture-alliance/U.Poss)

Vista desde la cúpula de la catedral a la plaza de San Pedro.

¿Humo o claridad?

En esta ocasión no habrá humo, ya que las puertas están abiertas para los responsables de las órdenes internacionales, así como alrededor de 70 expertos. "Uno de los objetivos es que todos los obispos entiendan que se trata de un reto al que todos debemos enfrentarnos”, dijo el cardinal Reinhard Marx, presidente de la Conferencia Episcopal alemana, inmediatamente antes del encuentro en Roma. "Los abusos sexuales ocurren en todos aquellos lugares donde la Iglesia católica tiene presencia organizada”, dice Matthias Katsch a Deutsche Welle. Katsch sufrió abusos por parte de un clérigo en el Colegio Canisio de Berlín y hoy es portavoz de las víctimas de esta escuela de jesuitas.

"El encuentro en el Vaticano pondrá por primera vez el foco en la dimensión estructural del encubrimiento de los abusos, así como en la elaboración y la prevención de abusos”, ha dicho el jesuita alemán Hans Zollner, teólogo y psicólogo que ha ayudado en la preparación de la conferencia. Como presidente del Centro para la Protección infantil de la Universidad Papal Gregoriana, en Roma, Zollner forma sobre este tema a trabajadores eclesiásticos de todo el mundo.

Gestos del Papa hacia las víctimas

"El contacto con los afectados es muy importante para percibir la problemática, dice Zollner a DW. Anteriormente, Francisco dio orden a los obispos participantes de hablar en sus respectivas diócesis con las víctimas de abusos sexuales. Para los afectados congregados ante las puertas del Vaticano, eso no es suficiente. Eso es algo que también el Vaticano ha reconocido.

"He tenido que esperar mucho tiempo para vivir este momento, que va a acompañarme toda mi vida”, dice Marek Lisinski, después de que Francisco le besara la mano un día antes del inicio de la conferencia. Durante su encuentro, Lisinski y otras víctimas polacas entregaron al Papa un informe sobre el encubrimiento de los abusos en su país. Según Lisinski, después de cinco años de intentarlo, no consiguió reunirse con ningún representante de la Iglesia en Polonia.

Ver el video 42:36

Una mujer lucha por esclarecer los abusos en la Iglesia

Obispos con videomensaje

No puede saberse a ciencia cierta si estos instantes públicos en Roma son honestos o tan solo una escenificación. Matthias Katsch, representante de víctimas alemanas de abusos, critica en Twitter que, el hecho de que otros afectados esperaran ante las puertas del Vaticano sin poder ser recibidos por el Papa, "muestra lo poco que el pontífice ha entendido de la ira y la desesperación de aquellos que en su Iglesia no solo han vivido abusos sexuales”.

Lo que ocurra tras los gruesos muros del Vaticano será prácticamente documentado en vivo en internet. Según la página web de la conferencia, se trata de un "encuentro de solidaridad, humildad y penitencia”, en el que los organizadores publicarán las impresiones de los obispos tras los encuentros.

"Tan significativa como la Reforma" 

Desde hace tiempo, no solo los clérigos han reconocido que el significado de este encuentro podría cambiar a la Iglesia católica de forma trascendental. "La apertura de la Iglesia católica no es algo que la propia Iglesia pueda controlar”, dice al respecto el historiador Faggioli.

Para él, la actual crisis de abusos es tan significativa como la Reforma. "Como en aquella ocasión, se trata de la corrupción del clero, de interpretaciones teológicas y de tensiones geopolíticas dentro de la Iglesia mundial. Por eso es importante que la Iglesia católica no se pierda en escenificaciones sino que se tome en serio esta conferencia”.

A la espera de señales desde Roma 

Desde hace tiempo, el escándalo de abusos ha desencadenado un debate sobre la sexualidad dentro de la Iglesia católica. Poco antes de la conferencia en el Vaticano, varios obispos pidieron eliminar la obligación del celibato. Al mismo tiempo, no muy lejos del Vaticano, la presentación de un libro sobre la homosexualidad en el clero suscita numerosos titulares. "Se trata de mandar señales”, dice Faggioli. Lo que suceda en los próximos días decidirá si en el futuro llevan la voz cantante en el Vaticano los reformistas o los conservadores.

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube | 

(ms/er)

 

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema

Publicidad