Cumbre ministerial: 5.000 millones de euros bloqueados en Bruselas | Economía | DW | 23.02.2009
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Cumbre ministerial: 5.000 millones de euros bloqueados en Bruselas

“Así, no”, ha dicho una cantidad de Estados europeos suficiente para bloquear las ayudas económicas que, por valor de 5.000 millones de euros, proponía la Comisión Europea. Ahora, tendrán que enmendarse los planes.

default

El ministro alemán de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, cree que queda "mucho por discutir".

Son las consecuencias de la unanimidad. En Europa, las decisiones importantes se toman cuando todos los Estados miembros levantan el pulgar. Muchas veces se ha intentado cambiar el principio por el de alguna mayoría, simple o de tres cuartos. En algunos casos se ha conseguido, pero en lo relevante sigue siendo necesario el consenso.

Symbolbild EU Konjunkturpaket

En total, la UE planea destinar 200.000 millones de euros a reforzar la coyuntura comunitaria.

Y el dinero se encuentra, sin duda, entre los temas relevantes. Además, en esta ocasión en que los ministros de Exteriores de la UE se reunían en Bruselas, no fueron pocos los que expresaron sus reticencias a la hora de dar luz verde a un gasto de 5.000 millones de euros: la suma iba a ser invertida en ayudas, principalmente al sector energético, y formaba parte de los planes de reactivación de la economía continental elaborados por la Comisión Europea. A este paquete se han opuesto socios como Alemania, y el paquete ha caído.

Ahora, la Comisión tendrá que modificar sus propuestas. En la reunión próxima de los ministros de Finanzas de la Unión Europea, que tendrá lugar el 10 de marzo, se sabrá más sobre los avances en materia de cambios. En la siguiente cumbre de la UE, a celebrarse el 19 y 20 de marzo, se espera que reine el consenso, la unanimidad sea ya posible e inicie su andadura el apuntalamiento de la economía a nivel comunitario.

Millones de euros a debate

El programa de reactivación económica de la Unión Europea pone al servicio de la labor que su propio nombre indica 200.000 millones de euros. La mayor parte de esta cantidad, 170.000 millones de euros, la invierten los diferentes Estados miembros en sus mismos países por medio de planes nacionales para mejorar la coyuntura.

Windanlage der spanischen Firma Gamesa Corporación Tecnológica

El sector energético era uno de los principales beneficiaros de los 5.000 millones de euros.

Los 30.000 millones de euros restantes son el dinero sujeto a las siguientes discusiones, y el rechazado paquete de 5.000 millones era parte de esta remesa: 3.500 millones de euros debían destinarse al sector energético, es decir, a la construcción de centrales de carbón modernas, de parques eólicos y a la mejora de las redes de abastecimiento de gas y electricidad; 1.000 millones de euros irían a ampliar el sistema de redes de banda ancha en Europa y al desarrollo de las regiones rurales los 500.000 millones que faltan para completar los 5.000.

“Aún quedan muchas cosas por debatir”, opinaba Frank-Walter Steinmeier, el ministro alemán de Asuntos Exteriores. Alemania, junto al Reino Unido y Holanda, son los países que más resistencia han opuesto al paquete.

¿De dónde saldrá y a dónde irá el dinero?

De dónde van a salir los millones de euros es una de las cuestiones que preocupan a los alemanes: ellos solos, como el gran motor económico del continente, cargan con el 20% de la financiación comunitaria. La Comisión Europea había propuesto hacer uso del dinero no gastado en 2008, pero los germanos opinan que “esa no es manera de proceder”, según cita la agencia de noticias alemana dpa a fuentes diplomáticas del país, y piden que se hagan aportes nuevos.

Pero no sólo Alemania, Gran Bretaña u Holanda detectaron deficiencias en los planes de la Comisión. El sur del continente, y también Austria, se consideran en desventaja y piden más equidad entre las regiones. La lista de proyectos en los que invertir los 5.000 millones de euros presentada por la Comisión está “geográfica y sectorialmente desequilibrada” y, en consecuencia, resulta “inaceptable”, dijo el ministro austriaco de Exteriores, Michael Spindelegger, y España, Grecia y Portugal se unen a la reclamación.

Hasta la próxima reunión

Por lo tanto, el 10 de marzo, cuando tenga lugar la próxima reunión a nivel ministerial de los Estados miembros de la Unión Europea, se espera que la Comisión presente una lista de proyectos reelaborada y que se aclare lo relacionado con la financiación de las ayudas.

Si los 5.000 millones de euros superan los escollos y el paquete sale finalmente adelante, habrá que prepararse para las siguientes discusiones: la comisaria de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero-Waldner, y la Comisión Europea piden que se cree un fondo de 600 millones de euros destinado a impulsar una "asociación con el este" que estreche lazos con los vecinos ex soviéticos como Ucrania, Georgia, Azerbaiyán, Armenia y Moldavia. El sur de Europa teme que la medida perjudique su cooperación estratégica con el norte de África y el Cercano Oriente.

Una vez más habrá que discutir los términos del paquete de ayuda hasta que todos estén de acuerdo. Mientras tanto, Alemania, Reino Unido y Holanda apuestan porque la verdadera reactivación económica vendrá del trabajo que se realice a nivel nacional, y no tanto comunitario.

DW recomienda