Cuestión de fe - Café bueno, café malo - Los productores y el comercio justo | Cuestión de fe | DW | 08.09.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cuestión de fe

Cuestión de fe - Café bueno, café malo - Los productores y el comercio justo

El café es la bebida más popular en Alemania. De promedio, cada alemán bebe 300 litros al año, más que cerveza y agua mineral. Además, para tomarlo con la conciencia tranquila, muchos compran café de comercio justo. Es más caro, pero garantiza que sus productores en África o América Latina perciben una parte mayor de los ingresos por la venta que si trabajan con las empresas convencionales.

Ver el video 26:05

Una de las primeras iniciativas del comercio justo surgió en Alemania. Hace ya 40 años, varias organizaciones eclesiásticas fundaron la GEPA, iniciales que corresponden en alemán a la Asociación para el Fomento de la Cooperación con el Tercer Mundo. Entre estas organizaciones se cuentan las evangélicas Brot für die Welt (Pan para el Mundo) y Bund der Deutschen Katholischen Jugend (Federación Alemana de la Juventud Católica). El café de Nicaragua fue el primer producto que se importó a través del comercio justo. Pronto le seguirían otros alimentos como el cacao y el té y, más adelante, también ropa y objetos de artesanía. Hoy la GEPA obtiene una cifra anual de ventas de unos 100 millones de euros solo con alimentos, lo que la convierte en la mayor organización de comercio justo de Europa. Aun así, sigue siendo un grano de arena comparado con las empresas globales de la industria alimentaria.