Cuerpo Europeo de Solidaridad: más fondos para jóvenes voluntarios | Europa | DW | 12.09.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Cuerpo Europeo de Solidaridad: más fondos para jóvenes voluntarios

A partir de ahora los jóvenes voluntarios europeos podrán acceder a los fondos del "Cuerpo Europeo de Solidaridad" cuando quieran poner el hombro para apoyar a migrantes, limpiar bosques o ayudar en una escuela en Perú,

"Dos de cada tres de nuestros voluntarios son mujeres. Tienen una carrera terminada o por terminar y rondan los 23 años”, explica a DW el coordinador de la Asociación Building Bridges. Se trata de jóvenes que, antes de empezar la "vida seria”, quieren ver mundo y completar su hoja de vida con una experiencia en el extranjero.

En la plataforma que administran se juntan las ofertas de plazas para voluntarios con la demanda de jóvenes españoles o residentes legales en España. Se trata de salir a otro país y colaborar en proyectos medioambientales, sociales, educativos, asistenciales.

En Rumania con discapacitados visuales; en Italia en proyectos de cultura y juventud; en Chipre con tradiciones europeas. También hay proyectos en Argentina y Perú.

Los jóvenes reciben todo pagado, viven en departamentos compartidos con otros voluntarios de Alemania, de Dinamarca, de Bulgaria. 

En realidad, 20 años

"El Servicio de Voluntariado Europeo es una marca que existió por 20 años”, explica el especialista. "Ahora se va a llamar Cuerpo Europeo de Solidaridad”, agrega.

Esta semana, el Parlamento Europeo aprobó en su sesión plenaria de Estrasburgo la creación del "Cuerpo Europeo de Solidaridad”. Con un presupuesto de 375,6 millones de euros para el período 2018-2020, se pretende apoyar el intercambio entre los jóvenes de la UE, desarrollar sus capacidades humanas, fomentar su conocimiento de otras lenguas y ampliar sus horizontes.

Desde que abrió sus inscripciones en 2016, hasta el momento se han registrado alrededor de 72.000 jóvenes; 11.000 de ellos de España. España también es uno de los 3 países favoritos de los voluntarios: hasta el momento unos 7.000 voluntarios europeos han participado en cerca de 500 proyectos solidarios.

Ciertos riesgos

"Es una buena iniciativa de la Comisión Europea”, explica la eurodiputada alemana Helga Trüpel, ponente del informe.

"Aprender lenguas con un enfoque humano, ayudando a otros, nos parece bueno; no queremos que las empresas se aprovechen de estos fondos para no pagar a sus jóvenes. También nos parece importante que se prefiera a jóvenes que provengan del mundo rural. No se trata de subsidiar a los que de por sí ya están preparados”, puntualiza.

El coordinador de Building Bridges no alcanza a justificar el cambio de marca –de Servicio de Voluntariado Europeo a Cuerpo Europeo de Solidaridad- y sabe de la complejidad de los trámites (con fondos de Erasmus+ para proyectos fuera del ámbito de la UE), pero cree que este período de prácticas solidarias es bueno para desarrollar "soft skills”. 

"En este momento tenemos aquí en Madrid a dos italianos que participan en un proyecto de comunicación acerca de las elecciones europeas”, señala.

"Y en Perú tenemos, también con otras redes, un proyecto de apoyo educativo en escuelas”, cuenta. Para ser aceptado en los proyectos de la Asociación Building Bridges se requiere ser residente legal en España. "Sin embargo, muchos ya son de segunda generación, nos queda claro que muchos de nuestros voluntarios son de origen chileno, peruano o ecuatoriano”, concluye. 

Mirra BAnchón (er)

 

DW recomienda

Publicidad