Cuba: un ″bache″ entre España y EE UU | Política | DW | 31.05.2007
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Política

Cuba: un "bache" entre España y EE UU

Tras tres años de ausencia, la alta diplomacia estadounidense regresa a Madrid. Condoleezza Rice viaja a España y quiere hablar sobre Cuba. Ya desde Alemania, la secretaria de Estado criticó la política cubana española.

España retoma los contactos con Cuba, tras el distanciamiento de la era Aznar.

España retoma los contactos con Cuba, tras el distanciamiento de la "era Aznar".

"Sería sorprendente que el Gobierno de Cuba no hiciera algunas concesiones, por lo menos mínimas, si pretende que España impulse un cambio en la política de la Unión Europea hacia la isla", opina Elizardo Sánchez, defensor de los derechos humanos y líder de una comisión que lucha por la libertad en Cuba, sobre la que aún cuelga la etiqueta de ilegal.

Kuba Alltag alter Mann in Havanna mit Zigarre

España busca compromisos en los derechos humanos para acercar Cuba a Europa.

Para España, esas concesiones se refieren principalmente a los cerca de 300 presos políticos que según organizaciones como la de Sánchez siguen encarcelados en Cuba. La detención de 75 disidentes cubanos en 2003 llevó a la ruptura de las relaciones entre Europa y la isla caribeña. La UE impuso entonces sanciones a Cuba y cuando el pasado mes de abril el ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, pisó suelo cubano, se convirtió en el político europeo de mayor rango que en los últimos cuatro años visitaba La Habana.

El foro de diálogo bilateral cubano-español que resultó del encuentro es la primera ronda de contactos establecida entre un país comunitario y Cuba. Dentro de la UE, las relaciones culturales y comerciales de los distintos Estados miembros con la isla determinan la valoración que se otorga al acercamiento entre Madrid y La Habana. Quienes ven en él un pacto con el diablo son los estadounidenses, y Condoleezza Rice se lo hará saber personalmente a Moratinos en la capital española.

Hablando con el enemigo

Irak Spanien Militär Militärgerät Najaf US-Militär

Con Zapatero, las tropas españolas anbandonaron Irak.

Al recibir a Rice en Madrid, Moratinos intentará no pensar en aquel día, hace ahora tres años, en que recién nombrado ministro visitó a la secretaria de Estado en Washington por primera vez. Moratinos fue a comunicarle que su jefe, el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, iba a retirar las tropas españolas de Irak. Mal trago para el ministro. Rice, dicen, no fue muy simpática.

A Bush, Zapatero no le caen demasiado bien. Comparado con el complaciente José María Aznar, que le brindó un apasionado romance durante la última legislatura que el conservador pasó en La Mocloa, este socialista, con sus llamamientos al diálogo y a la alianza de civilizaciones, no le causa más que problemas. ¡Incluso con los cubanos está dispuesto a conversar!

Kuba Spanien Miguel Angel Moratinos bei Fidel Castro Diaz-Balart in Havanna

Miguel Ángel Moratinos y el hijo de Fidel Castro, Fidel Castro Díaz-Balart.

El viaje de Moratinos a Cuba fue duramente criticado por Rice porque el ministro no se reunió con los disidentes. Desde hace tres días, representantes de los gobiernos español y cubano están sentados alrededor de la misma mesa para hablar sobre derechos humanos. 11 horas llevan ya tratando el tema. España espera lograr compromisos de Cuba. Pero Rice no entiende "cómo se puede avanzar en este asunto [el de los derechos humanos] simplemente reuniéndose con el Gobierno actual".

El disentimiento es "normal"

Deutschland G8 Außenminister Gruppenfoto Potsdam Cecilienhof

Rice participó en la reunión de los ministros de Exteriores del G-8 ayer en Potsdam.

La secretaria de Estado se encuentra estos días de viaje por Europa. Alemania, Austria y España son los países que ocupan su agenda, una agenda tan apretada que le ha impedido, asegura la versión oficial, visitar Madrid desde que Zapatero accediera al Gobierno en marzo de 2004. Pero nadie en los círculos diplomáticos estadounidenses niega que aquí la tensión en las relaciones de ambos países ha jugado un papel importante. Pese a todo, Estados Unidos y España se esfuerzan por normalizar la situación y Rice se entrevistará con Zapatero, Moratinos y con el rey Juan Carlos I, además de con el jefe de la oposición y sucesor de Aznar, Mariano Rajoy.

Así, Rice tendrá la oportunidad de "tratar los baches que afectan a la relación entre España y Estados Unidos". A bordo del avión que la llevaba a Europa, y ayer desde Berlín, Rice ha criticado duramente la política cubana de Madrid. "Sinceramente, no estoy muy segura de que respecto a Cuba coincidamos en nuestras posturas. Los cubanos merecen algo mejor", dijo la secretaria de Estado.

Deutsch-Spanische Regierungsgespräche in Merseburg

Zapatero ha devuelto a España a su tradición política de mirar más a Europa que a EE UU.

Zapatero, en su talante habitual, no se exalta. Al presidente le parece "normal" que España y Estados Unidos disientan respecto a Cuba. "Los gobiernos no han de defender las mismas posiciones en todos los aspectos de la política internacional. Ello es comprensible y razonable, porque hay vínculos históricos distintos y porque hay aproximaciones muy diferentes a cuál pueda o deba ser el futuro", declaró el jefe del Ejecutivo español.

Pese a la oposición estadounidense, ya se busca fecha para la siguiente cita del secretario de Estado español para los Asuntos Exteriores, Bernardino León, con los representantes cubanos. Mientras, en la UE se dicen que si España logra una apertura del régimen cubano, bienvenida sea.

DW recomienda

Enlaces externos