Cuadriga | Cuadriga - El debate internacional desde Berlín | DW | 31.05.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cuadriga

Cuadriga

Después de la Masacre de Hula - La presión sobre Assad aumenta

Ver el video 42:27
Now live
42:27 minutos

La reciente masacre en la región siria de Hula sobrecogió al mundo entero. Según datos de Naciones Unidas, en la matanza se ejecutó a más de 100 personas, incluyendo familias enteras. Lo incomprensible es sobre todo el asesinato de niños a sangre fría. Muchas víctimas perecieron por disparos de artillería o munición antitanque, una prueba que apunta al régimen de Damasco, pues los rebeldes apenas cuentan con armamento pesado. Los observadores de la ONU pudieron ver a las víctimas con sus propios ojos y confirmar así la brutalidad del ataque.

¿Supone esto el fracaso del plan de paz de Kofi Annan para Siria? ¿Por qué se niega el presidente Bachar al Assad a cualquier ayuda o solución por vía diplomática? ¿Qué le hace sentirse tan seguro de que podrá retener el poder, cuando perdió hasta a su último amigo? Incluso Rusia y China se apartan de él y se muestran ahora receptivas a las propuestas occidentales.

En que El Assad debe ser depuesto están todos de acuerdo. Pero, ¿cómo lograrlo sin una intervención militar? La masacre de Hula ha recrudecido aún más los frentes de la guerra civil en Siria: los rebeldes claman venganza y han perdido la fe en una solución política. El presidente Al Assad se muestra, por contra, cada vez más brutal e intransigente; un tigre atrapado en su propio régimen que aún cree poder salir airoso. Oficialmente, las tropas de Al Assad no han disparado un solo tiro. Según el régimen, los responsables del baño de sangre en Hula habrían sido "grupos terroristas" y miembros de la red de Al Qaeda. Algo que nadie cree.

Europa toma ahora partido y aumenta la presión sobre Al Assad y su régimen. Algunos países expulsan a los embajadores y diplomáticos sirios. "Los sirios deben comprender que el país no tiene futuro con Al Assad", afirmó el ministro de Exteriores alemán Guido Westerwelle. Su propuesta de permitir a Al Assad una salida negociada, una fórmula que funcionó en Yemen, vuelve a estar sobre la mesa. Incluso su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, reflexiona al respecto. Kofi Annan, por su parte, sigue tratando de persuadir a Al Assad mediante el diálogo directo. Pero al no contar con el apoyo unánime del Consejo de Seguridad de la ONU, carece de un medio de presión efectivo.

¿Qué opina usted?: Después de la masacre de Hula - La presión sobre Assad aumenta

Escríbanos a: Quadriga@dw.de