Cruz Roja: Vuelve a escalar el nivel de violencia en Siria | El Mundo | DW | 05.10.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Cruz Roja: Vuelve a escalar el nivel de violencia en Siria

La destrucción de infraestructura civil vital dificulta el acceso de las organizaciones humanitaria a los civiles.

La violencia en Siria alcanzó en las dos últimas semanas su nivel más alto desde la batalla por el control de Alepo a finales de 2016, lo que hizo que se multiplicaran las bajas civiles, alertó el jueves (05.10.2017) el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en Ginebra.

"Mientras que en los últimos meses hubo motivos para la esperanza, el regreso de la violencia vuelve a traer niveles intolerables de sufrimiento a amplias zonas del país", declaró Marianne Gasser, que lidera la delegación de la Cruz Roja para Siria.

De acuerdo con la organización, la violencia no se limita a las zonas en las que las Fuerzas Aéreas rusas y los aviones de la coalición liderados por Estados Unidos luchan separadamente contra la milicia terrorista Estado Islámico (EI), como en Deir al Zour, la zona rural occidental de Alepo y Al Raqqa. También se han registrado enfrentamientos en áreas que fueron calificadas de "zonas seguras" en el marco de las negociaciones de paz, como Idlib, la región rural de Hama y Ghuta Oriental.

La violencia dificulta la ayuda

En las últimas semanas, la violencia ha destruido infraestructura civil vital y dificulta el acceso de las organizaciones humanitaria a los civiles. Además, cientos de miles de personas han dejado de tener acceso a atención sanitaria, después de que más de diez hospitales fueran destruidos en los últimos diez días, según la Cruz Roja.

Los enfrentamientos han saturado a las agencias de ayuda, dado que más de 1.000 personas llegan cada día a los campos de refugiados internos alrededor de Al Raqqa, en el noreste de Siria, y en Deir al Zour, en el este.

Más de 11 millones de personas han tenido que huir de sus casas desde que comenzó la guerra hace más de seis años.

EAL (dpa, afp)

DW recomienda

Publicidad