Cristina Fernández vuelve a reunirse con el papa Francisco | América Latina | DW | 17.03.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Cristina Fernández vuelve a reunirse con el papa Francisco

Por tercera vez se encuentran la mandataria argentina con el primer papa sudamericano. Fernández llegó tarde y con una bota ortopédica al almuerzo.

Tercera vez que se reúnen Cristina Fernández y Jorge Mario Bergoglio. Los argentinos más conocidos del momento (si exceptuamos a Messi, probablemente) almorzaron la tarde de este lunes (17.03.2014) en El Vaticano, en lo que significó la primera escala de la presidenta argentina durante su viaje por Europa. Antes se vieron el 18 de marzo de 2013 en la pequeña ciudad vaticana y luego, el 28 de julio del mismo, en Brasil, durante la Jornada Mundial de la Juventud.

La Jefa de Estado sorprendió debido a que llegó algunos minutos tarde y luciendo una vistosa bota ortopédica que, en cualquier caso, combinaba con el resto de su traje. ¿La razón? La explicó ella misma a la prensa: realizó un “mal movimiento” mientras caminaba la noche del domingo 16 de marzo por su habitación en el Hotel Edén de Roma, provocándose un esguince que obligó a trasladarla a un hospital.

“Se le efectuó una resonancia magnética nuclear en el Hospital Universitario Umberto I”, donde se le diagnosticó un “esguince de tobillo izquierdo” que obligó a inmovilizar la articulación “con una férula”, detalló el titular de la Unidad Médica Presidencial, Marcelo Ballesteros. La salud de la presidenta es un tema de gran atención en su país, tras la neurocirugía que se le practicó en octubre pasado para extraerle un hematoma en el cráneo, que se le produjo a causa de un golpe en la cabeza.

Fernández llegó con una bota ortopédica a la cita.

Fernández llegó con una bota ortopédica a la cita.

“Me atendieron y comimos bien”

Fernández, que tras su paso por Roma viajará a París para participar del Salón del Libro en la capital francesa, junto al presidente François Hollande, compartió el almuerzo con Francisco para conmemorar su primer año como jefe de la Iglesia católica. Bergoglio recibió a su compatriota en la puerta de la residencia Santa Marta, tras lo cual compartieron un encuentro de casi tres horas.

El objetivo de la reunión fue “presentar al Santo Padre el saludo, el augurio y los sentimientos de afecto del pueblo argentino en ocasión del primer año de pontificado”, reveló el portavoz vaticano, Federico Lombardi. La presidenta Fernández de Kirchner, en tanto, aseguró que durante el encuentro “hubo un lenguaje común. Me trató muy bien, me atendieron muy bien y comimos bien”, añadió la jefa de Estado.

Al Papa “le preocupa y lo desvela la falta de trabajo en el sector de la juventud”, señaló Fernández, quien sostuvo que “muchos deberían no solamente sacarse una foto sino leer” a Bergoglio. En el tradicional intercambio de regalos, Francisco recibió un termo de plástico con una leyenda referida al bicentenario de Argentina, así como libros y una imagen de Santa Rosa de Lima. Fernández volverá a casa con una imagen del Libertador General José de San Martín y un rosario.

DZC (dpa, Europa Press)

DW recomienda