Crece tensión en Armenia: presidente no firma orden del premier | Europa | DW | 27.02.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Crece tensión en Armenia: presidente no firma orden del premier

Armen Sarkisian se negó a firmar el decreto para que el jefe del Estado Mayor, al que el primer ministro Nikol Pashinyan acusa de golpista, sea destituido.

Armen Sarkisian, presidente de Armenia.

Armen Sarkisian, presidente de Armenia.

La crisis política que golpea a Armenia no da muestras de ceder, luego de que este sábado (27.02.2021) el presidente, Armen Sarkisian, se negara a firmar la orden emitida por el primer ministro, Nikol Pashinyan, para destituir al jefe del Estado Mayor del Ejército, sindicado por el premier como el líder de una intentona golpista. Tras la negativa del mandatario, Pashinyan volvió a enviarle el decreto.

"El presidente de la República, en el marco de sus poderes constitucionales, devolvió el proyecto de decreto con objeciones", dijo en un comunicado la Presidencia, considerando que la crisis "no puede resolverse con frecuentes cambios de personal". Según el texto, "el proyecto de decreto fue estudiado por juristas y expertos, tras lo cual se tomó la decisión de que contradice la Constitución".

La Presidencia aseguró que "el presidente no defiende a ninguna fuerza política y toma las decisiones exclusivamente en base a los intereses del Estado y la nación”, e indicó que "las Fuerzas Armadas deben mantener la neutralidad en cuestiones políticas”. Sarkisian agregó que la situación actual "no tiene precedentes” y exigió "soluciones sistémicas y amplias”.

Misiles rusos

La crisis comenzó tras la derrota armenia en la Guerra de Nagorno Karabaj ante Azerbaiyán, donde Pashinyan, con la venia del Ejército y su Estado Mayor, aceptó un alto el fuego negociado por el presidente de Rusia, Vladimir Putin. Sin embargo, críticas posteriores del primer ministro, quien puso en duda la eficiencia de unos misiles rusos, desató el malestar de las Fuerzas Armadas, que llamaron al premier a dimitir.

Tras el rechazo del presidente, Pashinyan informó que reenviará el decreto para que el jefe del Estado Mayor, Onik Gasparian, deje su cargo. "Vuelvo a enviar la petición al presidente de la República, a la espera de que se cumpla", anunció el jefe del Gobierno armenio en su cuenta de Facebook, donde sostuvo que la decisión de Sarkisian "no ayuda a solucionar el problema”.

Mientras, frente al Parlamento, unas 5.000 personas acampan para exigir la salida de Pashinyan. "Hoy Pashinyan no tiene ningún apoyo. Pido a los servicios de seguridad y a la Policía que se unan al Ejército, que lo apoyen", dijo el ex primer ministro Vazgen Manukian, al que la oposición quiere al frente de un nuevo gobierno. "Estoy seguro de que la situación se resolverá en dos o tres días", agregó frente a la multitud.

DZC (EFE, AFP)

DW recomienda