Crean fundación para proteger a ″filtradores″ | El Mundo | DW | 26.01.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Crean fundación para proteger a "filtradores"

Por medio de donativos anónimos, la organización pretende prestar apoyo financiero y legal a personas como Edward Snowden o Julian Assange.

Después de seis meses de preparación, el periodista alemán Hubert Seipel logró conseguir la primera entrevista de televisión del mundo con Edward Snowden, desde que éste huyera de Hong Kong. Este domingo (26.01.2014) por la noche (hora local), el noticiero alemán ARD transmitirá el encuentro.

El jueves pasado (23.01.2014), Snowden ya había respondido en un chat a preguntas dirigidas a su persona a través de Twitter. El chat fue publicado en la página de Internet freesnowden.is. Este sitio pertenece a una nueva fundación, que bajo el nombre de “Courage” (valor) intenta apoyar al excontratista de la NSA, poniendo a su disposicón recursos financieros. No obstante, la ayuda también estará dirigida a otras fuentes periodísticas que sufren persecución estatal.

Donativos anónimos

A través del sitio web de la Fundación Courage se puede hacer un donativo anónimo para Snowden y su defensa legal. Según los autores de la página, hasta ahora se han recaudado cerca de 100.000 dólares. Actualmente, Snowden vive en Rusia, país que le ha otorgado asilo político por un año. En EE.UU., el exagente de la NSA podría ser condenado a hasta 30 años de cárcel por las filtraciones que propició.

Chelsea Manning fue condenada a 35 años de cárcel.

Chelsea Manning fue condenada a 35 años de cárcel.

Aparte de Snowden, también otras seis personas están siendo perseguidas por la ley en base al llamado “Espionage Act” (Ley de Espionaje) por haber revelado informaciones a la prensa. Chelsea Manning, mejor conocida bajo el nombre de Bradley Manning, fue condenada, en julio de 2013, a 35 años de cárcel, por haber filtrado a WikiLeaks cientos de miles de documentos estadounidenses clasificados como secretos. Periodistas han criticado reiteradas veces la aplicación de la Ley de Espionaje a informantes, porque podría criminalizar la información sobre temas de seguridad nacional.

La Fundación Courage solía llamarse Fondo de Defensa de Protección de Fuentes (JSPDF, por sus siglas en alemán) y fue creada como reacción a la agresiva persecución de Snowden, WikiLeaks y otras organizaciones por parte de gobiernos occidentales, sobre todo de Estados Unidos y Gran Bretaña. “La mayoría de los periodistas que trabajan temas tan delicados llegaron a sentir que se había vuelto muy difícil proteger a las fuentes y, por ende, su propio trabajo”, dice Gavin McFadyen, director del Centro de Periodismo Investigativo, en entrevista con DW.

La experiencia de WikiLeaks

La junta directiva del JSPDF está formada como mínimo por tres personas, pero puede ser ampliada como máximo a 20 miembros. Hasta ahora, aparte de McFadyden, también el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, y la activista de derechos humanos Barbara Bukovska habían formado parte de la junta directiva. Aún no está claro si algo cambiará, ahora que la JSPDF se ha convertido en la Fundación Courage.

Julian Assange se refugió en la Embajada de Ecuador en Londres.

Julian Assange se refugió en la Embajada de Ecuador en Londres.

Según McFadyen, oficialmente, WikiLeaks y la Fundación Courage no forman parte de una misma entidad. Cuando, en 2010, varios bancos estadounidenses le cerraron las cuentas a WikiLeaks, se hizo evidente la necesidad de abrir un fondo especial. “Los fondos que normalmente hubieran apoyado a la organización simplemente fueron eliminados”, cuenta McFadyen. Como WikiLeaks ya ni podía pagar su propia defensa legal, los miembros de la organización trataron de encontrar una alternativa.

Solo para fuentes periodísticas

Si las directrices del JSPDF también se llegaran a aplicar a la Fundación Courage, los donativos solo podrían ser usados para la defensa jurídica de fuentes periodísticas. Derek Rothera & Company, la empresa británica que administra el dinero, también administra el fondo para la defensa jurídica de Julian Assange, que sigue refugiado en la Embajada de Ecuador en Londres.

Todo el dinero que sobre, terminado el proceso de defensa judicial, deberá ser reembolsado a los donantes o donado a una organización de derechos ciudadanos.

DW recomienda

Publicidad