Crédito para Air Berlin: ¿conspiración o buena acción? | Política | DW | 16.08.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Crédito para Air Berlin: ¿conspiración o buena acción?

"Un complot evidente", dice la aerolínea Ryanair sobre la garantía de crédito del Gobierno alemán para Air Berlin. Pero la discusión sobre lo permitido y lo prohibido es mucho más antigua que el caso Air Berlin.

150 millones de euros para tres meses: con ese dinero el Gobierno alemán quiere garantizar las operaciones de Air Berlin. Sin embargo, el competidor Ryanair arremete: "Esta insolvencia artificial sólo fue creada para que Lufthansa pueda incorporarse a Air Berlin sin las deudas de la misma. Esto contradice todas las normas de competencia de Alemania y la UE".

Más información:

-Air Berlin: una caída anunciada

-Ryanair denuncia posible compra de Air Berlin por Lufthansa

Las normas de competencia de la UE suenan, a primera vista, claras y sencillas: "Ayudas del Estado o de fondos estatales que favorecen a empresas o industrias y por lo tanto distorsionan la competencia, son incompatibles con el mercado de la UE", rezan las reglas de la Unión Europa en su versión de abril 2014.

Mil páginas de excepciones

Pero a la frase inicial le siguen un tratado de unas 1.008 páginas y una larga lista de excepciones permitidas invocadas frecuentemente por políticos y gerentes en Italia, Irlanda, Francia o Alemania. La lista de intervenciones estatales en la economía para impulsar empresas o sectores industriales enteros es larga. En algunos casos se trata de automóviles, en otros de las fábricas de acero o de la energía eólica. Pero en el mayor de los casos se trata de bancos.

Los viajeros son la escusa para la ayuda estatal a Air Berlin

Los viajeros son la escusa para la ayuda estatal a Air Berlin

Fijémonos en cualquier año de la economía europea: en 2012 los países miembros de la UE destinaron un total de 62 mil millones de euros para todo tipo de ayudas. Esta cifra ni siquiera incluye los fondos para los bancos. Las ayudas para el sector financiero son especialmente caras. Incluso admitiendo que una gran crisis como la de 2008 requiere de grandes ayudas, 480 mil millones de euros siguen siendo mucho dinero. Ese fue el paquete de rescate para los bancos en aquel entonces. El objetivo fue evitar una crisis económica en toda la Unión Europa causada por los bancos en dificultades.

¿Votantes indignados en los aeropuertos?

En el caso actual hay que tener en cuenta que pronto habrá elecciones generales en Alemania. Los políticos que apoyan el crédito del gobierno argumentan que se trata de ayudar a los clientes de Air Berlin: los viajeros. El secretario de Estado del Ministerio de Economía, Matthias Maschnig, opinó que el crédito del gobierno era admisible por el hecho de que ayudaría a decenas de miles de clientes que se encuentran en plena temporada de vacaciones viajando por el mundo. Según él, no habría capacidades a corto plazo para traerlos todos de vuelta a casa. Además, viajeros en dificultades son votantes poco fiables.

A mediados de junio, el jefe de la Comisión Alemana de Monopolios, ya había expresado su postura sobre posibles ayudas estatales para Air Berlin: "Si una empresa ha sido manejada mal o el modelo de negocio ya no funciona, el Estado no debe mantenerlo artificialmente a flote", dijo Achim Wambach al diario alemán Die Welt. La Comisión de Monopolios es un órgano de expertos que asesora al Gobierno alemán sobre asuntos de competencia. Sus recomendaciones no son vinculantes.

Autor: Andreas Rostek-Buetti (GG)

DW recomienda

Publicidad