COVID-19: Por qué la crisis golpea más fuerte a las mujeres | El Mundo | DW | 30.04.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

COVID-19: Por qué la crisis golpea más fuerte a las mujeres

El tema de los roles hombre-mujer, que se creía superado, está siendo nuevamente desenterrado. En tiempos de la COVID-19, el trabajo de cuidado no remunerado también se deja a menudo para las mujeres.

Mujeres en una librería de Unterhaching, Baviera.

Mujeres en una librería de Unterhaching, Baviera.

Para Audrey Lebeau-Livé, el botón de silencio durante las conferencias audiovisuales es una de los "pocas alegrías” durante la crisis del coronavirus. Gracias a este botón, puede al mismo tiempo lavar los platos, escuchar a su hija, que está en otra habitación haciendo una exposición ante la cámara, y si las cosas van bien, alcanzar a meter la ropa en la lavadora.

Desde que Francia impuso el toque de queda a mediados de marzo y cerró temporalmente las escuelas, Lebeau-Livé vivió lo mismo que muchos padres de todo el mundo, que tienen que trabajar y cuidar a sus hijos al mismo tiempo: "Tienes la sensación de que nunca haces lo suficiente, de que nunca le harás justicia a todo", afirmó a DW Audrey Lebeau-Livé.

Normalmente, ella y su marido compartían las tareas domésticas. Pero ahora ella también tiene que hacer el almuerzo, mientras que en tiempos normales todo el mundo comía en la cantina."El trabajo extra lo suelen llevar las madres", afirmó Lebeau-Livé.

Muy pocas mujeres en los puestos ejecutivos

Según Lebeau-Livé, las mujeres tienen que probarse a sí mismas de que son capaces de más, especialmente cuando han ganado una posición de liderazgo. Ella misma encabeza un pequeño equipo en el IRSN, el Instituto Francés de Protección Radiológica y Seguridad Nuclear cerca de París. Ella critica que las personas que deciden sobre el trabajo en casa y los toques de queda son, a menudo, hombres que no tienen la perspectiva femenina en mente.

Suscríbete a nuestro boletín especial sobre el coronavirus y pulsa aquí.

Hannah Elsche, terapeuta, tiene un punto de vista similar.Al igual que Lebeau-Livé, tiene tres hijos y, debido a la crisis del coronavirus, se ha visto obligada a extender su permiso parental. "Actualmente hay muchas mujeres que están encargadas de cuidar a los niños porque el hombre gana más", declaró Elsche. Ella se da cuenta de esto en su entorno.Su marido ni siquiera había sido preguntado por su empleador si es que podía cuidar a los niños en casa.

Lo que para algunos puede ser un problema de lujo, Catriona Graham lo describe de la siguiente manera: "Los estereotipos de género son una de las cosas más fuertes y rígidos del sexismo y la desigualdad.Especialmente en tiempos de crisis, algunos sienten seguridad al recurrir a roles estereotipados”, señaló Graham, quien trabaja para el Lobby Europeo de Mujeres, una organización que promueve los intereses de las mujeres.

Los estereotipos de roles demuestran que las mujeres se ocupan más de los niños y del hogar, y también de los familiares mayores.Según la UNICEF, incluso antes de la crisis de la COVID-19, las mujeres ya realizaban tres veces más trabajo de cuidado no remunerado que los hombres en todo el mundo. Este tipo de trabajo está aumentando "exponencialmente", dijeron desde la organización.

Las madres solteras lo pasan especialmente mal

Las restricciones impuestas por el coronavirus afectan especialmente a los padres solteros. El 85% de ellos son mujeres. Laurence Helaili-Chapuis fundó un grupo hace unos años con el objetivo de apoyar a las madres solteras. Muchos se ponen en contacto con ella porque están "en una situación complicada", explicó.

Las Naciones Unidas (ONU) advirtieron que las mujeres sufrirán especialmente las consecuencias económicas de la crisis.La ONU estima que casi el 60% de las mujeres de todo el mundo trabajan en el sector informal, ganando menos que los hombres, por lo que tienen menos ahorros y un mayor riesgo de caer en la pobreza.

En la Unión Europea casi el 80% de los empleados del sector de la salud son mujeres. Se repite en los empleados del supermercado y el personal de limpieza, que en su mayoría mujeres. Debido a su trabajo, ellas están expuestas a un mayor riesgo de contraer el virus.

Las palabras clave: "Mascarilla y 19"

Las mujeres que tienen que quedarse en casa durante esta crisis son acechadas por un tipo de peligro que se encuentra entre sus propias cuatro paredes. Evelyn Regner es eurodiputada por los socialdemócratas austriacos (SPÖ) y presidenta de la Comisión de Derechos de la Mujer del Parlamento Europeo."Sabemos que una de cada tres mujeres ya ha tenido una experiencia de violencia en su círculo íntimo", dijo Regner. Con los toques de queda, los casos se han multiplicado.

Según la ONU, las líneas telefónicas de ayuda han aumentado en un 75% sus llamados por violencia doméstica en Italia, mientras que en otros países el número se ha duplicado. En España, las mujeres pueden obtener ayuda en las farmacias -uno de los pocos lugares a los que se les permite entrar en todo momento, incluso en horarios de toque de queda- si utilizan las palabras clave "Mascarilla 19". Los farmacéuticos lo saben y así alertan a la policía.

(ju/jov)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

 

DW recomienda