COVID-19 en Alemania: los límites de la política en la lucha contra la pandemia | Alemania | DW | 30.11.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

COVID-19 en Alemania: los límites de la política en la lucha contra la pandemia

Los controvertidos toques de queda y cierres de escuelas en Alemania se ajustaron a la ley, dictaminó el Tribunal Constitucional. Pero las razones tendrían que ser ahora bien fundamentadas.

Toque de queda en abril en Colonia, Alemania.

Toque de queda en abril en Colonia, Alemania.

En abril de este año, los políticos alemanes luchaban por encontrar un rumbo común frente a la pandemia del coronavirus. Mientras el gobierno federal impulsaba una normativa uniforme, a menudo se adoptaban medidas muy distintas en los 16 estados federados. Tras largas disputas, el Parlamento aprobó el llamado "freno de emergencia federal”. Con este, se pudo imponer toques de queda nocturnos y cerrar escuelas en toda Alemania.

284 recursos de inconstitucionalidad y 21 mociones de urgencia

Sin embargo, estas vulneraciones a los derechos fundamentales, sin precedentes en la historia de la República Federal de Alemania, estaban ligados a condiciones específicas: solo se permitía un toque de queda si el Instituto Robert Koch (RKI), responsable de la lucha contra la pandemia en el país, registraba que había 100 personas infectadas por cada 100.000 habitantes durante siete días consecutivos. En el caso de las escuelas, esta estadística, conocida en Alemania como "incidencia de siete días”, era de 165. El "freno de emergencia federal” tenía una duración limitada, y terminó el 30 de junio. Desde entonces no se volvió a alargar.

Las dos decisiones adoptadas ahora por el Tribunal Constitucional Federal deben ser consideradas en ese contexto: se refieren al pasado, pero también contienen pistas para el futuro manejo legal de la pandemia. Y la situación actual en Alemania es mucho más dramática que en abril, en cuanto al número de infecciones y muertes. Desde entonces, según el tribunal, se han presentado 284 recursos de inconstitucionalidad y 21 mociones de urgencia contra el "freno federal de emergencia”.

Durante el freno de emergencia se cerraron las escuelas en Alemania y los padres asumían el rol de los maestros.

Durante el "freno de emergencia" se cerraron las escuelas en Alemania y los padres asumían el rol de los maestros.

El rol especial del RKI

En sus detallados argumentos para desechar las demandas, el máximo tribunal alemán se refiere a la evaluación de la pandemia por parte de médicos expertos y científicos. Y admite que había diferentes evaluaciones de la situación de riesgo. Sin embargo, la conclusión era decisiva: "La evaluación de las autoridades de que existía un riesgo para la vida y la salud, y un riesgo de sobrecarga del sistema sanitario cuando se aprobó la ley, se basó en fuentes sólidas y comprobables”.

En este contexto, se hace referencia al papel del Instituto Robert Koch, descrito en la Ley de Protección contra Infecciones: con ello, la ley aseguraba "que se recopilara y analizara la información necesaria para evaluar las medidas contra las enfermedades transmisibles". En lo que respecta al COVID-19, se refiere principalmente a las cifras actualizadas y publicadas diariamente sobre la incidencia.

"No estábamos convencidos entonces y no lo estamos ahora"

Antes de que entrara en vigor el "freno de emergencia federal”, la Sociedad para los Derechos Civiles de Alemania (GFF) tenía preparada una evaluación de expertos. Bijan Moini, experto de GFF, dijo en entrevista con DW que se puede entender la decisión del tribunal sobre el toque de queda, pero: "No estábamos convencidos entonces y no lo estamos ahora".

Las estaciones de cuidados intensivos en Alemania están sobrecargadas.

Las estaciones de cuidados intensivos en Alemania están sobrecargadas.

En muchos puntos, el tribunal reiteró que "el Parlamento tiene un amplio margen para evaluarlo". Pero precisamente en este aspecto se puede discrepar, según Moini. "Había que comprobar primero si existían otros medios con la misma eficacia que no interfieran tanto en los derechos fundamentales", explica el experto de la GFF.

A pesar de su decepción por la decisión y los argumentos del Tribunal Constitucional Federal, Bijan Moini ve pistas útiles para la acción política del futuro. Las medidas generales ahora, probablemente, estén descartadas: "Las autoridades no pueden imponer simplemente toques de queda para todos y a todo. Eso tendría que tener un buen fundamento. Para ello, el tribunal habría establecido normas, que los legisladores deben usar como guía.

Queda por saber qué lecciones sacarán los políticos de las dos decisiones del Tribunal Constitucional Federal. El 18 de noviembre, el Parlamento aprobó otra enmienda a la Ley de Protección contra Infecciones, que al mismo tiempo puso fin a la situación de crisis pandémica a nivel nacional. El "freno de emergencia federal” estaba estrechamente vinculado a ese concepto jurídico. Pero ante el empeoramiento de la situación de la pandemia en Alemania, cada vez más políticos y médicos piden su reactivación.

(ct/er)

DW recomienda