Corto Maltés regresa en forma de precuela | Europa al día | DW | 25.10.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa al día

Corto Maltés regresa en forma de precuela

Corto Maltés, uno de los marineros más célebres del mundo del cómic, está de vuelta en "El día de Tarowean", la nueva entrega del dúo formado por los españoles Juan Díaz Canales y Rubén Pellejero.

Corto Maltés, el famoso personaje de historieta del dibujante italiano Hugo Pratt.

Corto Maltés, el famoso personaje de historieta del dibujante italiano Hugo Pratt.

Los autores iluminan con esta entrega un período desconocido de la vida del personaje. En el álbum, el guionista madrileño Díaz Canales y el dibujante catalán Pellejero desarrollan las peripecias del marinero justo antes del primer número de la saga ("La Balada del mar salado", 1967) creada por el historietista italiano Hugo Pratt, fallecido en 1995 y autor de doce entregas.

En aquel número inaugural, Corto Maltés, conocido por su gorra, sus patillas y sus ojos rasgados, se presentaba al mundo atado a unos maderos, en pleno océano Pacífico.

Una escena intrigante para los seguidores de esta saga, que ya va por 15 números, y que el dúo creador se resolvió a elucidar, por inspiración de Rubén Pellejero.

"Siempre tuve el deseo, como muchos lectores, de saber qué había pasado antes", cuenta Pellejero, conocido previamente por las aventuras del antihéroe "Dieter Lumpen", firmada con el guionista argentino Jorge Zentner.

En "El día de Tarowean", ambientado en 1913, Corto se mueve de nuevo por las islas del Pacífico Sur, donde tiene que bregar con algunos de los personajes de la Balada, como El Monje, Rasputin -un siniestro y codicioso pirata- o Cráneo, un oportunista jefe de tribu melanesia.

Exposición de la historieta Corto Maltés, del dibujante italiano Hugo Pratt, en Lyon.

Exposición de la historieta Corto Maltés, del dibujante italiano Hugo Pratt, en Lyon.

En un volumen que por momentos recuerda a la trama oracular de "La vida es sueño" y tiene sus guiños al ecologismo, Corto ayuda también a un aborigen a rastrear su pasado, y ha de tratar con los avariciosos rajás blancos del reino de Sarawak, en la isla de Borneo.

El desarrollo de esta parte de la biografía de Corto, hijo de un marino inglés y una gitana andaluza, supuso todo un desafío para sus creadores."'La Balada del mar salado' no era una historia sobre Corto Maltés, sino que Corto era más bien un personaje secundario para Hugo Pratt, y a medida que fue haciendo más y más páginas, va ganando protagonismo y se convierte en lo que luego ha sido", explica Díaz Canales.

Ver el video 05:19

La división de Berlín en viñetas

"El Corto de La Balada es un poco más canalla, más pirata, quizás más cínico, no tiene todavía ese aura de romántico y aventurero que luego le hemos conocido", añade el guionista, quien de paso descata la actualidad del "sentido crítico" del personaje.

"La parte cínica que tiene es en el sentido constructivo del término", pues se niega a "suscribir al 100% ninguna de las ideologías que lo rodean, que son muchas", expone el también guionista de la saga policial "Blacksad". (afp).

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda

Publicidad