Corte de La Haya rechaza reclamos de China y da la razón a Filipinas | El Mundo | DW | 12.07.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Corte de La Haya rechaza reclamos de China y da la razón a Filipinas

Después de tres años, el Tribunal Permanente de Arbitraje determinó que el gigante asiático no tiene soberanía en el mar de China Meridional.

En un fallo histórico, la corte internacional de La Haya rechazó los reclamos de soberanía de China sobre una serie de islas en el mar de China Meridional. El proceso judicial duro en total tres años, en los que los filipinos reclamaron constantemente la salida de China de las islas en disputa y en los que los roces entre ambas naciones se mantuvo, incluso con presencia de fuerzas del Ejercito.

Entre ayer y hoy (12.07.2016) cientos de filipinos se manifestaron frente al consulado de China en Manila. La protesta liderada por el grupo sindical Bayan Muna y la formación de defensa de derechos humanos GABRIELA, exigían a las autoridades chinas que abandonaran los territorios en disputa en lo que fue el preludio de la resolución final del arbitraje.

Los cinco jueces internacionales del tribunal dieron la razón a gran parte de los argumentos presentados por Filipinas, que llevó el caso a los tribunales. China reclamaba su soberanía sobre más del 80 por ciento del mar de la China Meridional, una región rica en materias primas.

El fallo emitido por el tribunal es el primero a nivel internacional sobre el litigio, que ha agudizado las tensiones en la región y también ha lastrado las relaciones entre China y Estados Unidos, que actúa como aliado de Filipinas.

China rechaza sentencia internacional

Pekín rechazó la resolución adoptada en La Haya, así lo hizo saber en un comunicado publicado en el pagina web del Gobierno chino. "La sentencia es nula y carece de fuerza vinculante" es la respuesta que entregó el ministerio de Exteriores de China después de conocer la resolución de la demanda interpuesta por Filipinas.

"China se opone y no acepta ninguna reclamación o acción basada en este arbitraje", dice el comunicado que además aclara que "Filipinas presentó la demanda por arbitraje en forma unilateral. Por lo que su objetivo fue malicioso y no para resolver una disputa con China, ni para mantener la paz y estabilidad en el mar de China del sur".

Por su parte, el Gobierno de Filipinas aplaudió la decisión de la Corte Permanente de Arbitraje de La Haya, al tiempo que pidió “moderación y sobriedad”. “Filipinas afirma su respeto por esta decisión clave como una importante contribución a los esfuerzos continuados en tratar las disputas del mar de China Meridional”, dijo el ministro de Exteriores de Filipinas, Perfecto Yasay.

“Filipinas reitera su compromiso perdurable en la búsqueda de una resolución y gestión pacífica de las disputas con la visión de promocionar y aumentar la paz y estabilidad de la región”, agregó Yasay.

Disputa histórica

Filipinas presentó en 2013 una denuncia ante la La Haya al considerar que China, que había iniciado su expansión a varias zonas del mar de China Meridional, ocupaba territorios que pertenecían a la zona económica exclusiva filipina, pero Pekín siempre se negó a participar en el proceso.

La disputa entre Manila y Pekín gira entorno al atolón de Scarborough y a parte de las islas Spratly, un grupo de más de 750 arrecifes, islotes, atolones y cayos, cuya soberanía reclaman también total o parcialmente Brunei, Malasia, Taiwán y Vietnam.

La tensión en el mar de China Meridional ha aumentado en los últimos años por culpa de altercados, acusaciones cruzadas entre los gobiernos reclamantes y un aumento de la presencia militar en la zona por parte del Ejército chino.

MN (efe, dpa, Reuters)

DW recomienda

ADVERTISEMENT