Corrigen saldo mortal por el tifón en Filipinas | El Mundo | DW | 12.11.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Corrigen saldo mortal por el tifón en Filipinas

La cifra de muertos es considerablemente menor a la reportada inoficialmente en un principio, dijo el presidente Benigno Aquino. El mandatario afirma que hay entre 2.000 y 2.500 víctimas mortales.

El saldo mortal que dejó a su paso por Filipinas el huracán Haiyan es de 1.798, según informó la autoridad filipina encargada del manejo de catástrofes. Por su parte, el presidente Benigno Aquino aseveró que la cifra de muertos se sitúa entre 2.000 y 2.500.

En entrevista con medios estadounidenses, Aquino dijo que la estimación inicial de 10.000 muertos fue demasiado alta, probablemente como producto de la carga emocional del momento.

La ayuda internacional para los damnificados siguen en marcha. Estados Unidos movilizó el portaviones George Washington, así como otros cuatro navíos, hacia la zona del desastre. También Reino Unido envió una embarcación y una aeronave.

Ver el video 01:56
Now live
01:56 minutos

Desolación en Filipinas

Por su parte, la Unión Europea incrementó de tres millones a diez millones de euros el paquete de ayuda para la población filipina, informó el comisario europeo de Desarrollo, Andris Piebalgs.

El monto de la ayuda alemana asciende a un millón de euros.

Un avión de la línea aérea Lufthansa se encuentra ya en Manila, hasta donde transportó aparatos médicos y cobertores.

Difícil acceso

Vastas zonas en la región afectada permanecían incomunicadas. Natasha Reyes, de la organización Médicos sin fronteras, afirmó que “nadie sabe exactamente cuál es la situación en las zonas montañosas y rurales."

La ONU estima que más de 650.000 personas perdieron sus viviendas o tuvieron que huir debido a las crecidas de los ríos.

Miles de ellas aún esperan a que llegue la ayuda internacional. Mientras esto sucede, se ven obligadas a enfrentar la escasez de alimentos, medicinas y agua potable.

La llegada de la ayuda es dificultada por la presencia de nuevas precipitaciones que impiden que la situación se normalice. Muchas calles y puentes continúan destruidos o bloqueados por árboles o escombros.

En Tacloban, las autoridades locales aseguraron que la situación tiende a estabilizarse. Ahí son distribuidas 50.000 despensas alimentarias cada día, según reportes oficiales.

Muchos cadáveres permanecen a la intemperie y deben ser sepultados pronto, asegura la ONU, a fin de combatir el riesgo de epidemias.

EL(dpa, afp, reuters)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema

Publicidad