Contra el abuso social | Alemania | DW | 28.08.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Contra el abuso social

El Gobierno alemán quiere evitar que inmigrantes de países pobres de la UE abusen de las prestaciones sociales en el país. El gabinete aprobó controles más severos y la prohibición de reingresar al país en caso de abuso.

Con la gran mayoría de los inmigrantes de otros países de la UE no hay ningún problema, resalta Thomas de Maizière (CDU). La libertad de circulación y de elección del lugar de residencia y trabajo dentro de la UE es esencial para Europa, agrega. Pero cada vez más personas emigran a Alemania y en algunos casos se abusa de la libertad de circulación, por ejemplo para cobrar subsidio familiar y seguro de desempleo.

“No existe un problema generalizado de inmigración proveniente de países pobres de la UE”, dice de Maizière, “pero sí existe un considerable problema en algunas regiones de Alemania”. El gabinete aprobó el miércoles (27.08.2014) un proyecto de ley para apoyar financieramente a los municipios afectados y evitar los abusos,

Evitar cobro ilegal de prestaciones

Con un paquete de medidas, Alemania quiere evitar que inmigrantes cobren ilegalmente prestaciones sociales. “Queremos limitar a seis meses el derecho de estadía para buscar trabajo”, dice de Maizière, “y penalizar la obtención ilegal de solicitudes de estadía”. Si una persona comete un abuso, se le podría incluso prohibir temporalmente el reingreso al país.

Quien en el futuro solicite prestaciones por hijos lo podrá hacer solo con un número de identificación tributaria, para evitar solicitudes dobles en diferentes municipios. Además se controlarán más estrictamente los carnés de trabajo independiente, para verificar si no están falsificados.

“Quien abusa, es expulsado”

El creciente número de inmigrantes de Rumania y Bulgaria –a menudo romaníes– desató el año pasado un acalorado debate en Alemania. El partido político CSU, que forma parte de la coalición de Gobierno– había proclamado: “quien abusa, es expulsado”. La oposición argumentó que se trataba solo de casos aislados, reclamó más ayuda para los municipios y dijo que leyes más estrictas solo llevan a estigmatizar más a los inmigrantes y refugiados.

El gabinete creó en enero una comisión interministerial para analizar los hechos y “objetivizar” la discusión. El informe de la comisión fue tenido en cuenta en la formulación del proyecto de ley, que será aprobado seguramente aún este año.

Autor: Nina Werkhäuser (PK)
Editor: Enrique López

.

Publicidad