Constituciones latinoamericanas, ″muy generosas y poéticas″ | América Latina | DW | 08.09.2009
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Constituciones latinoamericanas, "muy generosas y poéticas"

Alemania no sólo exporta máquinas, autos y químicos. Alemania es igualmente un exportador de conocimientos y práctica jurídicos. Y la demanda es grande, sobre todo en América Latina, Asia, África y el Este de Europa. Desde el borrador de leyes para la protección de los Derechos Fundamentales hasta la legislación sobre biotecnología, son muchas y variadas las solicitudes de cooperación con juristas, universidades e instituciones alemanes.

Hay juristas alemanes como el profesor Matthias Herdegen que incluso han trabajado - en cooperación con sus colegas latinoamericanos - en el diseño de figuras para una Constitución, la colombiana de 1991. Una Carta Magna considerada como una de las más modernas de América Latina. Pero como las leyes son reflejo de la cambiante realidad de los países, también en América Latina los retos de la constitucionalidad son grandes.

Auspiciados por la Fundación Konrad Adenauer (KAS), con sedes en Berlín y América Latina, justamente se encuentran reunidos hasta este 9 de septiembre en la ciudad caribeña de Cartagena de Indias, jueces y juristas de ambas partes con el fin de analizar el estado de las Constituciones, la práctica de la legislación constitucional, la salud del Estado de Derecho en América Latina y la legislación medioambiental en los tiempos del cambio climático.

¿Uribe por 3a vez? Reto para Corte Constitucional

"Los Tribunales Constitucionales frente a los nuevos

Deutschland Parteien CDU Konrad Adenauer Stiftung Gebäude in Sankt Augustin

Sede de la Fundación Konrad Adenauer en Sankt Augustin, Alemania.

desafíos de las sociedades latinoamericanas" es el tema principal tratado en Colombia. Precisamente el país en donde una iniciativa del presidente Álvaro Uribe, de adelantar un referendo para reformar la Constitución y poder presentarse como candidato presidencial, por tercera vez consecutiva, está poniendo a prueba todos los poderes del Estado, a los partidos políticos y a la sociedad que debate a favor y en contra.

"Durante esta XVI edición de la Conferencia de Jueces Constitucionales, que tiene lugar dentro del programa de Estado de Derecho de la KAS, se tratan otros temas vitales de las sociedades latinoamericanas, como la protección constitucional de los derechos sociales", dice a DEUTSCHE WELLE, Jan Woischnik, coordinador del Programa de Estado de Derecho de la Konrad Adenauer Stiftung.

Bolivia: "Sin Corte Constitucional no hay Estado de Derecho"

Pero también los casos de la nueva Constitución de Ecuador y los pasos contra la Corte Constitucional de Bolivia son temas en Cartagena de Indias. "En el caso concreto de Bolivia tenemos que decir que la Corte Constitucional ha sido prácticamente eliminada por el Gobierno de Evo Morales. Hace tres años había en La Paz una Corte Constitucional de alto nivel, pero la última juez fue despedida hace pocos meses. Los salarios de los jueces fueron reducidos paulatinamente hasta dejarlos sin pago. En la Bolivia de hoy no podemos hablar de un Estado de Derecho", advierte Woischnik.

"Cooperar en el desarrollo del Estado de Derecho en América Latina y promover el diálogo entre las Cortes Constitucionales y Judiciales" es justamente el objetivo de la KAS y los juristas alemanes estudiosos de América Latina. Un diálogo que, según el profesor Matthias Herdegen, director del Instituto de Derecho Internacional y del Centro de Estudios sobre América Latina de la Universidad de Bonn, "ha apoyado significativamente el desarrollo del Estado de Derecho en América Latina y el fortalecimiento de los sistemas de Justicia." Éste es un proceso que tiene que ver con la introducción de nuevas Constituciones y sus reformas en varios países durante los años 90 que ofrecen más protección para todos los ciudadanos.

Siga leyendo en la próxima página...

Univ

Profesor Matthias Herdegen, miembro de la Academia colombiana de Jurisprudencia.

Constituciones no deben ser cartas noveladas

Pero aunque la mayoría de las Constituciones latinoamericanas son inspiradas, en parte, en el espíritu libertario francés y, entretanto como la colombiana, en el Estado social alemán, hay diferentes concepciones de lo que debe ser la Carta Magna. Mientras los europeos parten de la premisa de que "una Constitución sólo debe redactarse en términos parcos y debe ser muy medida en lo que ofrece, los latinoamericanos pecan por "generosos", y hasta de "poéticos".

Según Herdegen, una "Carta Magna no debe despertar expectativas que un Estado no puede cumplir en la realidad". En América Latina se espera que el texto de una Constitución refleje la realidad del ciudadano y contemple sus legítimas expectativas. Esto explica por qué hay países que incluyen en la Constitución problemas básicos como la asistencia sanitaria o la falta de vivienda. Eso hace ver "más legítimas" sus Constituciones, explica Herdegen, quien también es docente honorario de las Universidades Javeriana y del Rosario de Bogotá y Autónoma, de Ciudad de México.

Constitución colombiana: aciertos y promesas incumplidas

En el caso concreto de la Constitución Colombiana de 1991 "los logros son mayores que sus desaciertos", explica Herdegen. Esto, por lo demás, también vale para las innovaciones constitucionales en otros países. "Un especial éxito en Colombia es la inclusión de un catálogo de Derechos Básicos, aunque no libre de promesas que aún no han podido ser cumplidas", prosigue Herdegen que ve como otro gran logro "el fortalecimiento del Sistema Judicial a través de la creación de una nueva Corte Constitucional que por sus fallos emitidos, se ha granjeado el respeto de las demás instancias estatales y la población".

La Constitución Colombiana introdujo instrumentos de protección del ciudadano de a pie como la "Acción de tutela" con la que puede hacer valer y defender sus derechos ante los jueces ordinarios y la misma Corte Constitucional. Un instrumento que, según Herdegen, ha convertido la Constitución Colombiana del 91 en derecho constitucional "vivo y palpable" para la gente. Soldados homosexuales han hecho cumplir ante la Ley su derecho a ser respetados y admitidos en el Ejército, además de que su pareja sea reconocida y atendida por los sistemas nacionales de pensiones y salud; gente sin recursos ha logrado el cubrimiento de onerosos gastos de tratamientos médicos y jóvenes han hecho valer su derecho a no ser castigados por sus padres.

Según la Corte Constitucional colombiana el que un derecho sea fundamental no se puede determinar sino en cada caso en concreto. La "tutela" es un mecanismo con gran aceptación por parte del pueblo - tanto es así que hubo una serie televisiva llamada "Tutela: factor humano" que llevaba a conocimiento público la nueva herramienta para defender los derechos de los ciudadanos. Pese a esto, la Acción de Tutela no ha estado exenta de críticas y existe un sector que aboga por su restricción.

Falencias, amenazas y pasos atrás

Pero las estructuras democráticas en América Latina siguen estando amenazadas. "Hoy observamos una tendencia al populismo apareada con un debilitamiento inducido del Estado de Derecho. También reaparece el autocratismo que considerando la división de poderes de un orden democrático, es un retroceso", concluye Herdegen.

Está además la crisis constitucional como en el caso de Honduras, en donde la interpretación de la decisión del Congreso de Tegucigalpa sobre el derrocamiento del presidente Manuel Zelaya, ha generado toda una polémica nacional e internacional sobre si fue un golpe militar o de Estado.

¿Constituciones a la medida propia?

"Álvaro Uribe, no quiere un tercer período presidencial, sino perpetuarse en el poder", ha dicho al respecto el ex presidente colombiano y ex secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), César Gaviria a la agencia de noticias dpa. La Cámara de Representantes de Colombia aprobó este 1° de septiembre de 2009 un referéndum reeleccionista que permitiría al mandatario postularse para las elecciones de 2010, pero antes la norma debe pasar, como en todo Estado de Derecho que se respete por la Corte Constitucional, que emitirá un fallo sobre su procedencia o improcedencia. Un fallo que tomará aún meses.

¿Resisten las democracias latinoamericanas tanta presión?

Independientemente de cualquier decisión de la Corte Constitucional en Colombia, en varios países se observa una tendencia "reeleccionista". Pero eso depende mucho de si el sistema político está o no preparado para enfrentar una iniciativa así. El profesor Matthias Herdegen advierte que antes de dar cualquier diagnóstico de si las democracias latinoamericanas aguantarán los embates actuales, "hay que establecer si se tratan de sistemas políticos con una verdadera división de poderes en donde haya un juego de fuertes pesos y contrapesos en donde el orden constitucional pueda soportar una reelección."

Autor: José Ospina Valencia

Editor: Enrique López Magallón

Páginas 1 | 2 | Artículo completo

DW recomienda