Congreso salva a Temer e impide juicio por corrupción | América Latina | DW | 03.08.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Congreso salva a Temer e impide juicio por corrupción

El presidente de Brasil evitará, de esta forma, enfrentar a la Corte Suprema por cargos penales relacionados con el caso Lava Jato.

El oficialismo brasileño le entregó un balón de oxígeno al presidente Michel Temer gracias a la votación que este miércoles (02.08.2017) realizó la Cámara de Diputados, que impidió que la oposición lograra los votos necesarios para autorizar a la Corte Suprema a dar curso a un proceso por cargos de corrupción en contra del mandatario. Los aliados de Temer sumaron 263 votos, superando los 172 que requería para frustrar los objetivos opositores.

La investigación, relacionada con el caso Lava Jato, podría haber sacado del poder a Temer, quien llegó a la presidencia tras un sonado juicio político contra la mandataria elegida democráticamente, Dilma Rousseff. Pese a este triunfo, seguramente Temer enfrentará más cargos de corrupción en las próximas semanas, que podrían poner nuevamente en juego su puesto como jefe de Estado.

La oposición sumó 227 votos, pero necesitaba una mayoría de dos tercios (342 de 513) para autorizar una suspensión de Temer por 180 días para ser juzgado. La votación estuvo marcada por una jornada maratónica con virulentos ataques entre las bancadas oficialistas y las de la oposición. Varios diputados portaban maletines con dinero falso y gritaron consignas de "Fora Temer” ("Fuera Temer”) al emitir su voto en el hemiciclo. 

Gobierno arrinconado

El principal aliado del presidente, el Partido Socialdemócrata Brasileño (PSDB), está dividido entre seguir junto a Temer, cuyas políticas económicas respalda, o distanciarse de un político cuyo gobierno está plagado de denuncias por corrupción. El líder del PSDB, Ricardo Tripoli, dijo que Temer debe ser investigado, "no porque queramos sacarlo de la presidencia, sino porque los brasileños están cansados de las sospechas que rodean a los políticos".

Tras conocerse la votación en la Cámara, Temer dijo que "la decisión soberana del Parlamento no es una victoria personal, es una conquista del estado democrático de derecho, de la fuerza de las instituciones y la propia Constitución", y aseguró que seguirá "trabajando" por el país tras este resultado "claro e incontestable".

El Gobierno de Temer está arrinconado desde que salió a la luz el escándalo de corrupción a mediados de mayo, cuando se dio a conocer una denuncia del empresario Joesley Batista, dueño del gigante del sector de la carne JBS. Entre otras pruebas, Batista entregó a la Justicia un audio grabado a escondidas de una conversación suya con Temer, en la que el presidente parece avalar el pago de coimas a políticos.

DZC (dpa, Reuters, EFE)

DW recomienda