Congreso de EE.UU. evita el cierre parcial del Gobierno | El Mundo | DW | 08.12.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Congreso de EE.UU. evita el cierre parcial del Gobierno

Los demócratas buscan condicionar su aprobación de un presupuesto gubernamental con una solución para los jóvenes indocumentados del programa DACA. El acuerdo de hoy posterga estas negociaciones dos semanas más.

USA Treffen Präsident Donald Trump mit Nancy Pelosi in Washington (Reuters/K. Lamarque)

Líderes demócratas y republicanos reunidos para extender el financiamiento del gobierno dos semanas más.

El Congreso de EE.UU. aprobó este jueves (07.12.2017) un presupuesto para dos semanas que, por ahora, evita el cierre parcial del Gobierno, ante una previa falta de acuerdo entre republicanos y demócratas.

La aprobación se produjo después de que el presidente de EE.UU., Donald Trump, se reuniera con los líderes del Congreso, tanto demócratas como republicanos, para negociar un acuerdo que permita financiar las agencias federales antes de que concluya este viernes.

Tras la cancelación de una reunión similar hace unos días, los líderes demócratas de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y del Senado, Chuck Schumer, aceptaron verse con el mandatario este jueves en el Despacho Oval para acercar posturas.

"Esperamos poder llegar a un acuerdo. Financiar al Gobierno es extremadamente importante, ayudar a nuestros soldados es muy importante, y ayudar a los ciudadanos de clase media es muy importante", dijo Pelosi al comienzo de la reunión, a la que también asistieron sus pares republicanos, Paul Ryan y Mitch McConnell.

Sin embargo, tras la reunión, Schumer y Pelosi indicaron en un comunicado conjunto que, pese a ser una "conversación productiva", no se acordó "nada específico" en cuanto a una solución a largo plazo. Pero por ahora, el Congreso dispone de dos semanas para seguir negociando.

Por su cooperación para un nuevo presupuesto, los demócratas exigen a los Republicanos y a Trump la aprobación de una ley, conocida como Dream Act, que regularice la situación de los jóvenes indocumentados que llegaron siendo niños al país y que evitaron la deportación por el programa de alivio migratorio DACA, impulsado por el expresidente Barack Obama.

Trump puso fin a esta acción ejecutiva en septiembre pasado y dio al Congreso hasta marzo de 2017, como para lograr una solución legislativa para que los jóvenes no sean deportados.

El apoyo de los demócratas a un nuevo presupuesto es indispensable, ya que la aprobación de financiar el gobierno requiere de 60 votos en el Senado y los republicanos solo cuentan 52 .

En un comunicado posterior a la reunión, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, indicó que los líderes republicanos dejaron claro que las negociaciones sobre inmigración deben manejarse "por un camino separado", aludiendo así a una rechazo hacia la idea de llevar a cabo una ley para los "dreamers”, como se le conoce al grupo de jóvenes que forman parte del DACA.

El último cierre gubernamental en EE.UU. tuvo lugar en 2013, cuando los republicanos en el Congreso no aprobaron los presupuestos para el siguiente año fiscal por las exigencias de derogar la reforma sanitaria de Obama, algo que al final no lograron llevar a cabo.

JCG (EFE, dpa)

DW recomienda

Publicidad