Conferencia climática COP24: “Estamos destruyendo el planeta” | Ecología | DW | 14.12.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Ecología

Conferencia climática COP24: “Estamos destruyendo el planeta”

Activistas critican a Alemania por su producción de electricidad a base de carbón en Katowice. El freno de los países árabes a la protección del clima, entre otros problemas, dificultan el avance de las negociaciones.

Mientras las negociaciones en la conferencia sobre el cambio climático se alargan en Katowice, Polonia, la ministra alemana de Medio Ambiente, Svenja Schulze, rechazó que Alemania haya dejado de ser un impulsor de la protección del clima. Este viernes (14.12.2018), en la COP24, Schulze dijo a DW: "Somos el único país industrializado que está abandonando la energía nuclear y que anunció, al mismo tiempo, que va a dejar de producir energía a partir del carbón. Y un país que ya cuenta con un tercio de energías renovables en la producción de electricidad. Ese rendimiento, siendo Alemania un país industrial, es muy apreciado en todo el mundo”.

Pero los grupos ecologistas no piensan lo mismo. La presidenta de Greenpeace, Jennifer Morgan, reprochó el jueves a Schulze que, debido a la alta proporción de electricidad generada a través de lignito, el giro de Alemania en cuanto a energías renovables ha pasado a ser solo "un chiste”.

En unas 140 páginas, la propuesta para una declaración final de esta COP24 fue presentada por la presidencia polaca de la conferencia climática. Muchos puntos han quedado aún sin aclarar y deben renegociarse, ya que, en las conferencias sobre el clima de la ONU rige el principio de unanimidad.

Jens Thurau, de DW, en entrevista con la ministra alemana de Medio Ambiente, Svenja Schulze.

Jens Thurau, de DW, en entrevista con la ministra alemana de Medio Ambiente, Svenja Schulze.

El viejo problema: países ricos contra países pobres

El punto principal de discordia es, una vez más, la posición contrapuesta de los países industrializados y los países en vías de desarrollo y emergentes. Entre estos últimos se cuenta todavía China, a pesar de que la mayor cantidad de gases de efecto invernadero a nivel mundial provienen de allí. En la conferencia en París, hace tres años, todos los países participantes habían acordado presentar objetivos climáticos nacionales. Ahora, en Polonia, se planeaba elaborar una especie de manual sobre cómo implementar eso. Los países pobres y los ricos ¿deben cumplir con los mismos requisitos? Eso es lo que quieren los países industrializados. ¿O se les debe dar más tiempo a los países en vías de desarrollo para formular sus metas climáticas? Eso es lo que pide China. Y lo más importante: todos los países tienen que demostrar transparencia en su política climática. Pero no todos aceptan que se les miren las cartas.

¿Tienen sentido las conferencias sobre el clima?

Los progresos son mínimos, y eso indigna cada vez más a los científicos expertos en el clima del planeta. Sobre los éxitos en la protección del clima, el investigador alemán Hans Joachim Schellnhuber dijo: "El déficit es una locura. Apenas hay un país que haga lo suficiente. ¡Estamos destruyendo este planeta! Y el formato de las conferencias sobre el clima probablemente deje de ser eficiente.” Sin embargo, la ministra alemana de Medio Ambiente lo ve diferente: "Necesitamos más intercambio entre los gobiernos. Si no hablamos entre nosotros, tampoco encontraremos una solución”, señaló Schulze a DW.

Países árabes: freno a las metas climáticas

Las altas temperaturas produjeron sequía en Alemania en 2018.

Las altas temperaturas produjeron sequía en Alemania en 2018.

Un rol bastante poco alentador es el que han tenido en esta conferencia los países árabes. Como dijo uno de los negociadores alemanes: "Los mayores frenos en este proceso fueron y siguen siendo los países árabes; eso no ha cambiado nada”. Y así lo ven también los activistas, como Martin Kaiser, de Greenpeace: "Los países de la región árabe siguen marchando muy por detrás de su verdadero potencial para generar energías renovables”, subrayó en entrevista con DW.

En especial, países como Arabia Saudí, Kuwait y Qatar. Otros países, como Egipto, tienen un papel más constructivo. La ministra egipcia de Medio Ambiente, Yasmine Fouad, trató en Katowice, junto con el subsecretario de Medio Ambiente alemán, Jochen Flasbarth, el capítulo sobre la futura financiación. Pero, junto con Rusia y EE. UU., Arabia Saudí y Kuwait intentaron restar importancia a las recientes advertencias urgentes de los expertos en el clima, publicadas en octubre de este año.

La mayoría de los países de la conferencia sobre el clima en Katowice "aplaude” el informe, mientras los países árabes solo "toman conocimiento” de este. Son eufemismos que envenenan el ambiente de las negociaciones. Para Martin Kaiser, lo importante es que apenas hay países que impulsan las conferencias sobre el clima, y eso les facilita las cosas a los países árabes: "Con la retirada de EE: UU. y de países mediadores importantes, como Brasil, así como debido a la agonía de Europa en cuanto a protección climática, no hay en este momento un bloque de países que esté en condiciones de asumir un rol de liderazgo”, remarcó.

La palabra del año, "Heißzeit"

En medio de estas conversaciones climáticas que, más que movilizar el desarrollo de la política climática mundial, lo paralizan, se dio a conocer la noticia de que la "Palabra del año” de 2018 en alemán es "Heißzeit" (la era del calor). Así lo dio a conocer este viernes la Sociedad para la Lengua Alemana (GDS).

(CP/ERS)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube 

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema