Condenas a comandante rebelde sirio que muerde un corazón | El Mundo | DW | 14.05.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Condenas a comandante rebelde sirio que muerde un corazón

Imágenes de video que muestran a un comandante rebelde sirio que abre el cadáver de un combatiente progubernamental, saca el corazón y el hígado y aparenta morder el primero desataron reacciones de condena.

Human Rights Watch (HRW) "ha revisado pruebas gráficas que aparentemente muestran a un comandante de la brigada de oposición siria 'Omar al Faruk' mutilando el cuerpo de un combatiente progubernamental", señaló en un reporte esta organización defensora de los derechos humanos con sede en Estados Unidos. "La silueta en el video extrae el corazón y el hígado del cuerpo y utiliza lenguaje sectario para insultar alauitas", agrega HRW.

Luego de que el hombre -identificado como Jalid al Hamad, alias Abu Sakkar- extirpa lo que parecen ser el corazón y el hígado del muerto, se lo ve sosteniéndolos en alto y diciendo a la cámara: "Lo juro a Dios, soldados de Bashar, perros, ¡les comeremos vuestros corazones e hígados!", según la transcripción de HRW del video que aún estaba visible en Youtube este martes.

El presidente Bashar al Assad pertenece a la minoría religiosa alauita, que tiene fuerte presencia en los servicios de seguridad y los cuerpos de oficiales del Ejército. La mayoría de los rebeldes son sunitas musulmanes. No está claro cuándo y dónde fueron grabadas las imágenes. Un prominente activista opositor, quien pidió no ser identificado, le dijo a dpa que el video es auténtico, y agregó que el hermano del comandante rebelde fue asesinado por las fuerzas del régimen en Homs.

Críticas de líderes opositores

"Si se descubre que el video y la identidad del autor son auténticos, ese comportamiento resultaría rechazable", dijo la opositora Coalición Nacional Siria en Estambul. Un crimen sigue siendo un crimen, independientemente de quién lo cometa y su autor debe ser juzgado "ante una corte justa y honesta", añade.

Apuntando que la mutilación de cuerpos es un crimen de guerra, HRW llamó al liderazgo de la opositora Coalición Nacional Siria y al Ejército Libre Sirio a llevar ante la justicia a los responsables. "No es suficiente con que la oposición siria condene esos comportamientos o culpe a la violencia del gobierno", señaló Nadim Houry de HRW. "Las fuerzas de oposición deben actuar firmemente para poner fin a estos abusos".

En los dos años que lleva el conflicto fueron cometidas numerosas atrocidades por ambas partes. Por el momento no fueron confirmadas las informaciones de fieles al régimen según las cuales Al Hamad habría sido asesinado.

rml (dpa, diarios)

Publicidad