Condenan a un año de trabajo comunitario a cercana a Navalni | Europa al día | DW | 15.04.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa al día

Condenan a un año de trabajo comunitario a cercana a Navalni

Liubov Sobol.

Liubov Sobol.

Un tribunal moscovita condenó este jueves (15.04.2021) a una pena suspendida de un año de trabajos comunitarios a la jurista Liubov Sobol, estrecha colaboradora de líder opositor ruso Alexei Navani, que actualmente se encuentra en prisión, informó la radio Eco de Moscú.

Sobol, jurista de la ONG Fondo de Lucha contra la Corrupción (FBK, por sus siglas en ruso) creada por Navalni, fue declarada culpable de "allanamiento de morada con empleo de violencia". El caso contra la opositora fue abierto el 25 de diciembre del año pasado, cuando fue detenida por entrar en el domicilio de un supuesto agente del Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB) que presuntamente participó en la operación de envenenamiento de Navalni en agosto de 2020.

La denuncia de allanamiento fue originalmente presentada por una mujer, que, según la prensa, es la suegra de Konstantin Kudriavtsev, un experto químico del FSB, cuya identidad había sido desvelada días antes por Navalni.

El líder opositor, que se hallaba en Alemania, publicó entonces un video con una conversación telefónica en la que supuestamente Kudriavtsev desvela que la sustancia química utilizada para envenenarle fue rociada en el interior de uno de los calzoncillos del opositor en un hotel en la ciudad siberiana de Tomsk.

El FSB emitió un comunicado en el que tachó de "falsa" dicha conversación, que consideró una "provocación" orquestada con el fin de "desacreditar" al servicio de seguridad. La conversación telefónica tuvo lugar horas antes de que el 14 de diciembre el medio digital Bellingcat, sus socios Der Spiegel y CNN, denunciaran junto a Navalni que un comando de expertos en armas químicas del FSB estaba implicado en su envenenamiento.

Navalni, quien fue detenido en Moscú en enero pasado a su regreso de Alemania y enviado a prisión para cumplir una pena anteriormente suspendida, acusó al presidente ruso, Vladimir Putin, de ordenar su asesinato.

El líder opositor fue recluido por un antiguo caso penal en una cárcel situada a unos 100 kilómetros al este de Moscú, donde desde el 31 marzo pasado se encuentra en huelga de hambre para exigir ser atendido por un médico de confianza debido al empeoramiento de su salud. (EFE)