Condenan a 37 años a capo mexicano por agente de la DEA asesinado | América Latina | DW | 23.08.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Condenan a 37 años a capo mexicano por agente de la DEA asesinado

La sentencia llega 28 años después de la detención de Félix Gallardo, fundador del Cártel del Guadalajara y considerado entonces uno de los narcotraficantes más peligrosos.

Un juez mexicano dictó 37 años de prisión al capo Miguel Ángel Félix Gallardo, fundador del cártel de Guadalajara, por el asesinato en 1985 del agente de la DEA Enrique "Kiki" Camarena y de su piloto mexicano Alfredo Zavala. El Juzgado Cuarto de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de Jalisco (oeste) sentenció a Félix Gallardo, conocido como "El Padrino" o como "jefe de jefes", por el delito de homicidio calificado. Además, ordena el pago de una reparación de 20,8 millones de pesos (unos 1,2 millones de dólares).

DW recomienda

Félix Gallardo, detenido desde 1989, fue declarado penalmente responsable por esos homicidios por el Juzgado Cuarto de Distrito de Procesos Penales del estado de Jalisco, informó este miércoles (23.08.2017) el Consejo de la Judicatura Federal en un comunicado. El juez decretó además sentencia absolutoria para Félix Gallardo, de 71 años de edad, por el delito de posesión de cocaína con fines de venta, explicó el Consejo.

En la década de 1980 el cártel de Guadalajara estaba liderado por Félix Gallardo, junto a Ernesto Fonseca Carrillo y Rafael Caro Quintero, los tres sentenciados por el caso, aunque actualmente el último se encuentra prófugo de la Justicia. La sentencia contra "El Padrino" llega 28 años después de su detención por el caso de Camarena. Actualmente se encuentra preso en un penal de Morelos, estado del centro de México.

Camarena fue secuestrado, torturado y asesinado en febrero de 1985, cuando tenía 37 años, por orden del Cártel de Guadalajara, en venganza por su papel clave en varios golpes dados contra el grupo. Su cuerpo fue encontrado un mes después en el estado de Michoacán. El caso provocó la indignación de Estados Unidos, que ejerció presión sobre México y montó una operación especial para dar con los responsables.

En enero un juez ordenó a Fonseca Carrillo, "Don Neto", el pago de una indemnización de casi un millón de dólares a los familiares del exagente de la DEA y de su piloto. El capo también se encuentra preso desde 1985 y cumple una sentencia de 40 años de cárcel. Félix Gallardo, que llegó a ser considerado uno de los capos más poderosos del narcotráfico en su tiempo, todavía puede apelar la sentencia.

LGC (dpa/EFE)

DW recomienda