Condena en Colombia contra 32 exparamilitares a ocho años de prisión | América Latina | DW | 17.09.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Condena en Colombia contra 32 exparamilitares a ocho años de prisión

Pertenecían a las autodefensas de las AUC y se les achacan un millar de delitos, incluidos 250 homicidios, cometidos entre 1999 y 2006, año de la desmovilización.

Kolumbien Paramilitärs geben ihre Waffen ab (AP)

Paramilitares de las AUC entregan las armas en un acto el 12 de diciembre de 2005.

Un tribunal colombiano condenó este sábado (16.09.2017) a ocho años de prisión a 32 antiguos integrantes de un grupo paramilitar de ultraderecha por casi un millar de delitos cometidos entre 1999 y 2006, informó la Fiscalía General. La sentencia fue proferida por una sala del Tribunal Superior de Bogotá encargada de juzgar a paramilitares que se acogieron a beneficios penales en el marco del proceso de desmovilización de esos grupos, entre 2003 y 2006.

Según la Fiscalía, el tribunal dictó sentencia condenatoria en el caso de 966 hechos criminales, entre ellos más de 250 homicidios, 324 casos de desaparición forzada, 213 desplazamientos y 173 denuncias de reclutamiento forzado, entre otros delitos. La sentencia reconoce también a 4.260 víctimas entre directas e indirectas, para cuyas reparaciones ordenó iniciar medidas cautelares contra los bienes de los paramilitares condenados, entre ellos tierras y explotaciones ganaderas en el sur del país.

La decisión judicial afecta a varios de los principales jefes de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), como Iván Duque (alias "Ernesto Báez"), Rodrigo Pérez ("Julián Bolívar") y Guillermo Pérez ("Pablo Sevillano"). Entre los actos por los que se les condena destacan los homicidios del líder sindicalista Livio Tito Hernández en 2002 o del periodista Flavio Iván Bedoya, en 2001, la quema del pueblo de Vallecito, en San Pablo, en el 2000 y diversas masacres en Guadualito, en Simití.

Los delitos fueron cometidos por el llamado "Bloque Bolívar", uno de los grupos de las AUC que operó en 10 de los 32 departamentos del país. Los grupos paramilitares surgieron en los años 80 con la financiación de hacendados y narcotraficantes como un "ejército privado" para enfrentar a los grupos guerrilleros. Numerosos militares han sido juzgados en los últimos años por su complicidad con esas bandas armadas. Más de 30.000 integrantes de esos grupos se desmovilizaron entre 2003 y 2006, aunque muchos de ellos pasaron a formar parte de bandas dedicadas al narcotráfico.

LGC (dpa/ElEspectador)

DW recomienda