Comisionado de basura de Nápoles presenta primer informe | Europa | DW | 11.01.2008
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Comisionado de basura de Nápoles presenta primer informe

El recientemente designado "zar de la basura" de Nápoles entregó su primer informe al gobierno en Roma, mientras Suiza y Alemania ofrecieron a Italia ayudar a eliminar más de 100.000 toneladas de residuos amontonados en la sureña ciudad italiana durante las últimas dos semanas.

Gianni De Gennaro, ex jefe de la policía italiana designado el martes por el primer ministro, Romano Prodi, como "comisionado especial" para la crisis de la basura, llegó a Roma por la tarde para presentar al premier una evaluación preliminar de la situación en Nápoles.

Prodi dio a De Gennaro un mandato de cuatro meses con poderes para anular disposiciones de autoridades locales y supervisar operaciones de remoción de basura, una actividad que según funcionarios gubernamentales ha sido infiltrada por la mafia local, la Camorra.

En tanto, Suiza y Alemania anunciaron iniciativas para ayudar a Italia a eliminar parte de la basura en Nápoles y la circundante región de Campania.

Un consorcio de 14 firmas suizas de incineración, con sedes en Ginebra, Lausana, Berna y Zúrich y otros lugares, negocian con la ciudad italiana. El presidente de la asociación suiza de procesamiento de basura, Pierre Ammann, afirmó que los residuos de Nápoles podrían ser transportados a Suiza en febrero.

En comparación con las 3,5 millones de toneladas de basura quemadas anualmente en Suiza, las 110.000 toneladas que se estima que han apilado en Nápoles son una "cantidad pequeña", declaró Ammann.

El puerto alemán de Bremerhaven también anunció planes para procesar unas 30.000 toneladas de basura doméstica de Nápoles. Un portavoz del gobierno municipal dijo hoy que 8.000 toneladas ya fueron procesadas en una incinerador de basura, y que el resto será eliminado a fines de junio.

Autoridades locales autorizaron la eliminación de la basura en 2007 cuando el problema de los residuos en Nápoles comenzó a agravarse.

Sin embargo, la medida, que involucra basura transportada por tren desde Italia a Alemania, fue una "ayuda de emergencia extraordinaria" y no será extendida, indicó el portavoz.

El nuevo gobierno, que llegó al poder en la región alemana a fines de 2007, no cree que sea correcto que Bremerhaven solucione el problema de Nápoles, que está a unos 2.000 kilómetros de distancia, agregó.

Asimismo, este viernes el jefe de la Comisión Europea, Jose Manuel Barroso, instó a una rápida acción para eliminar la basura en Nápoles y Campania.

"Estamos siguiendo con gran atención lo que sucede en Campania", señaló Barroso según medios italianos.

Barroso, que recordó que la Comisión inició un proceso contra Italia en julio pasado por "no respetar la legislación europea en el tema de residuos", agregó que espera que el gobierno italiano implemente "en poco tiempo" medidas para resolver la crisis.

También dijo que discutirá el tema de la basura con el premier Prodi en Malta el sábado, donde está previsto que ambos líderes asistan a la celebraciones por la adopción en la isla de la moneda euro.

Las tensiones relacionadas con el procesamiento de la basura de Nápoles y Campania amenazan con extenderse a otras regiones italianas.

Por la noche, la policía en Cerdeña detuvo a docenas de personas que intentaron evitar que un barco que transportaba basura recolectada en Nápoles descargara en la isla.

Los manifestantes, entre ellos varios políticos locales, luego fueron liberados.

El transporte de basura a otras regiones italianas fue una de las medidas anunciadas por Prodi el martes, cuando presentó un plan para enfrentar la crisis, que comenzó cuando los camiones de basura dejaron de trabajar en gran parte de Campania antes de Navidad porque los vertederos estaban llenos.

Otras de las medidas de largo plazo anunciadas por Prodi fueron la activación de tres incineradores para ayudar a Nápoles -la tercera ciudad más grande de Italia- y el resto de Campania. (dpa)