Comienza juicio contra exhombre fuerte del régimen chino | El Mundo | DW | 12.04.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Comienza juicio contra exhombre fuerte del régimen chino

Sun Zhengcai, antiguo secretario general del Partido Comunista de China, era considerado candidato a suceder a Xi Jinping hasta que cayó en desgracia.

Los tribunales de la ciudad de Tianjin iniciaron este jueves (12.04.2018) el juicio contra el exministro de Agricultura chino y antiguo secretario general del Partido Comunista (PCCh) en Chongqing (centro), Sun Zhengcai, quien hasta su caída en desgracia era considerado uno de los nombres más prominentes dentro del aparataje estatal y sonaba fuerte como candidato a suceder al presidente Xi Jinping.

Sun, de 54 años y miembro hasta 2017 del influyente Politburó del Partido Comunista de China, está acusado de recibir sobornos y de abuso de poder, según los cargos presentados el pasado 13 de febrero por la Fiscalía estatal. Según la acusación, Sun se aprovechó de los cargos antes mencionados y de otros durante su exitosa carrera política en la ciudad de Pekín o la provincia nororiental de Jilin para recibir grandes sumas de dinero y propiedades.

El órgano anticorrupción del Partido Comunista de China inició investigaciones contra Sun en julio de 2017 y en septiembre de ese mismo año éste era expulsado de la formación y destituido de todo cargo político, lo que ponía su caso en manos de la Justicia. Sun es solo uno de los antiguos altos cargos del partido cuyas cabezas rodaron cuando fue lanzada la campaña contra la corrupción impulsada por Xi Jinping.

"Ambición y deseos egoístas"

Entre los caídos en desgracia se halla Zhou Yongkang, antiguo jefe de seguridad y miembro permanente del Comité, y Bo Xilai, el exgobernador de la provincia de Liaoning. La campaña anticorrupción fue lanzada en 2013, poco después de que Xi asumiera la presidencia, es vista por muchos como una excusa para purgar a líderes del partido que pudieran ensombrecer el poder del ahora todopoderoso Xi Jinping.

De acuerdo con el comité del PCCh en Chongqing, "la ambición política y deseos egoístas” de Sun "se exacerbaron”, lo que llevó a esta antigua estrella emergente a "romper la disciplina del Partido y corromperse". La Corte explicó en su blog de la red social Weibo que Sun aceptó los cargos. Sun había sucedido a otra antigua estrella emergente como fue el exministro de Comercio Bo Xilai, también juzgado por corrupción y condenado a cadena perpetua en 2013.

DZC (EFE, AFP, dpa)

DW recomienda

Publicidad