Colombia y Perú: sin visado hacia Schengen | América Latina | DW | 17.12.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Colombia y Perú: sin visado hacia Schengen

Cuando en 2014 se exonere de visado a Colombia y Perú, se estará derrumbando un muro de contención que la UE impuso hace una década. “El efecto no será nocivo”, asegura a DW el embajador colombiano en Bruselas.

“Tras la puesta en marcha de los acuerdos de libre comercio entre la Unión Europea y Colombia y Perú, era lógico que se diera el siguiente paso. Se planteó intensamente la pregunta ¿por qué estos países siguen teniendo la exigencia de visado para entrar al ámbito Schengen, cuando el resto de los socios comerciales de la UE en América Latina no la tiene?”, explicaba a DW Rodrigo Rivera Salazar, embajador de Colombia ante la Unión Europea.

La demorada decisión de liberalizar la entrada fue tomada esta semana. Con ello, aunque su puesta en marcha tarde aún, se ha dado el mayor de los pasos hacia una entrada de colombianos y peruanos a los 22 países europeos del ámbito Schengen libre de trámites, costos y esperas.

Se trata solo de estancias cortas (de hasta 90 días) con fines comerciales, turísticos o familiares. Para los países que no tienen obligación del “visado Schengen”, en los puntos de acceso a la UE deben mostrar un pasaje de ida y vuelta y fondos suficientes.

Derrumbando el muro de contención

La implantación de este requisito para penetrar al espacio Schengen viene de la década pasada y estuvo condicionada por el incremento del flujo de inmigrantes latinoamericanos, especialmente a España. En 1999 se impuso el visado de corta duración para dominicanos, peruanos y cubanos; en 2002 para Colombia, en 2003 para Ecuador, en 2007 para Bolivia.

“La implantación del espacio Schengen desembocó en la creación de una política de fronteras basada en levantar un muro de contención entre Europa y los terceros países”, explican Ana Ayuso y Elena Sánchez-Montijano, investigadoras del CIDOB (Centre for International Affairs de Barcelona).

Paradójicamente, si bien la imposición de visados para entrar a la UE logró frenar la presión en el flujo migratorio, según un informe de la OIM (Organización Internacional para las Migraciones) la cantidad, por ejemplo, de colombianos en España aumentó de 35.668 en 2000 a 373.465 en 2012. Y, en el mismo período, la cantidad de peruanos se multiplicó por 2,7 en territorio español.

“A partir del año 2004 y sobre todo después de la regularización de 2005, se produjo un incremento de solicitudes de reunificación familiar, a medida que los trabajadores inmigrantes mejoraban sus condiciones de trabajo y conseguían mayor estabilidad. Fue así sobre todo con aquellas nacionalidades con el proyecto migratorio más maduro, como Ecuador, Colombia o Perú”, explican las investigadoras del CIDOB, afirmando que “la política restrictiva de visados de corta duración ha tenido como efecto la inmigración por reagrupación familiar".

Ahora, una década después, para el primer semestre del 2014 se espera que la UE retire un visado que, si bien no evitó, sí distorsionó la calidad de la migración entre esos países y la UE.

Nada que temer

¿Qué efecto tendrá dejar sin efecto la obligación del visado Schengen precisamente para dos de los países que más migrantes produjeron en la pasada década? “Ninguno nocivo”, opina el embajador colombiano.

“En estos once años la situación en Colombia ha cambiado positivamente. Todos los indicadores son favorables: el crecimiento económico, la reducción del desempleo, el aumento de la inversión extranjera directa, el dinamismo de las exportaciones. Todo esto explica que se hayan equilibrado las presiones en materia de migración”, dice el embajador. Con todo, “lo que estamos intentando es facilitar son sólo viajes de corta duración, de máximo 90 días”, recalca.

“Durante los dos años del proceso del ratificación del tratado comercial, tanto Perú como Colombia han estado bajo la lupa y han aportado al alto grado de conocimiento y aceptación de la realidad de estos países”, concluye el embajador. Y subraya que ha sido precisamente España –país que concentró en la década pasado 80% de la migración latinoamericana- y el acuerdo comercial lo que ha impulsado una exoneración del visado que ahora, en América Latina, sólo se seguirá exigiendo a Cuba, Bolivia y Ecuador.

DW recomienda