Colombia: FARC declaran una tregua de treinta días | América Latina | DW | 08.12.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Colombia: FARC declaran una tregua de treinta días

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia declararon una tregua unilateral a partir del próximo 15 de diciembre con la esperanza de que también el Gobierno de Juan Manuel Santos ponga un alto a su ofensiva.

Pablo Catatumbo, vocero de las FARC en La Habana.

Pablo Catatumbo, vocero de las FARC en La Habana.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia declararon un alto al fuego unilateral de treinta días a partir del próximo 15 de diciembre. Así lo comunicaron este 8 de diciembre en La Habana, un día después de un atentado que dejó ocho muertos y veintidos heridos en el suroeste de Colombia. "Así sea de manera unilateral, procedemos a ordenar a todas nuestras unidades guerrilleras y milicianas un cese de fuegos y hostilidades", dijo el guerrillero conocido como "Pablo Catatumbo".

"Aún abrigamos la esperanza de que el Gobierno nacional corresponda a nuestro gesto ordenando un alto en su ofensiva", agregó Catatumbo. El atentado del 7 de diciembre tensó visiblemente las negociaciones de paz que se llevan a cabo desde hace más de un año en La Habana. La delegación del Gobierno colombiano canceló una comparecencia conjunta con las FARC para presentar el segundo informe de la mesa de conversaciones.

Antes de este anuncio, las FARC habían asumido responsabilidad por el ataque explosivo perpetrado este sábado (7.12.2013) en el sur de este país suramericano, alegando que la ofensiva forma parte del añejo conflicto entre la guerrilla y el Gobierno. El diálogo de paz entre ambas partes comenzó en noviembre de 2012, pero el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, rechazó la posibilidad de una tregua mientras transcurrieran las negociaciones.

Antes de anunciar la tregua, las FARC asumieron autoría de atentado en el sur de Colombia (7.12.2013).

Antes de anunciar la tregua, las FARC asumieron autoría de atentado en el sur de Colombia (7.12.2013).

El ataque en cuestión –el más brutal desde que comenzó el proceso de paz en Cuba– dejó al menos veintidos heridos y ocho muertos: cinco militares, un policía y dos civiles. Uno de los emisarios de las FARC en La Habana describió el incidente, ocurrido en el departamento de Cauca, como una “acción armada” contra una fortificación militar. Un vehículo de cinco cilindros de gas alterados para que funcionaran como bombas destruyó la estación de la Policía Nacional en la localidad de Inzá.

Santos calificó el hecho como "un ataque terrorista realmente irracional". Su ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, lo secundó, sostieniendo que el ataque era una muestra de "terrorismo puro". "Estos criminales consumaron el atentado durante un día de mercado, sin importarles que los campesinos y los indígenas estuvieran cerca de la comisaría", agregó el ministro. El gobernador de Cauca, Temístocles Ortega, repudió el atentado y convocó a que los habitantes de Inzá protestaran en las calles contra la violencia.

ERC ( dpa / Reuters )

DW recomienda