Coleccionista alemán devolverá obras robadas por nazis a judíos | Alemania | DW | 26.03.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Coleccionista alemán devolverá obras robadas por nazis a judíos

Cornelius Gurlitt, quien almacenaba en su casa en Múnich una valiosísima colección de arte, contactará a dueños originales o herederos.

El coleccionista de arte Cornelius Gurlitt, de 81 años, ha tomado una decisión con respecto a uno de los temas más polémicos de su gigantesca colección e informó que devolverá aquellos cuadros que se confirme que fueron robados por los nazis a propietarios judíos. La determinación fue comunicada por su abogado, Christoph Edel. El tesoro completo está tasado en cientos de millones de euros e incluye obras renacentistas y modernistas.

“Gurlitt quiere devolver todas las obras de arte que fueron robadas a propietarios judíos a sus correspondientes dueños o herederos”, dijo el también asesor este miércoles (26.03.2014). Los cuadros estaban almacenados en una vivienda en Múnich y fueron descubiertos hace dos años, aunque recién hace pocas semanas se conoció a nivel público la existencia del valiosísimo tesoro.

En su colección de 1.280 cuadros contaba con obras de maestros como Picasso, Chagall o Monet, de las cuales se sospechaba que cerca de 500 habían sido robadas por los nazis. La primera obra que será devuelta a sus propietarios originales será el retrato de “Mujer sentada” de Henri Matisse. La idea es que investigadores privados determinen el origen de las obras y las restituyan a sus dueños originales.

Mujer sentada, de Henri Matisse.

"Mujer sentada", de Henri Matisse.

Otra colección en Salzburgo

La citada “Mujer sentada” es una obra robada por los nazis durante la ocupación de Francia que perteneció durante un tiempo a la colección de arte del comandante nazi Hermann Göring, quien se dedicó a recopilar arte durante el Tercer Reich. Luego acabó en posesión de la familia Gurlitt, cercana al régimen nazi, que también reunió dibujos y esculturas.

A finales de enero, el anciano ya había anunciado que estaba considerando devolver esas obras. “Está dispuesto a analizar las demandas de arte robado y tomar una decisión justa al respecto”, anunció entonces su abogado, Hannes Hartung, a la agencia de noticias dpa. En febrero, Gurlitt recibió peticiones formales de devolución de algunos cuadros.

El padre de Gurlitt siguió órdenes de Hitler de comprar y vender las “obras degeneradas” para ayudar a la causa nazi durante la Segunda Guerra Mundial. Los medios alemanes desvelan además que Gurlitt no sólo almacenó obras en su departamento de Múnich, sino también en Salzburgo. “Esta colección es mucho más grande de lo que se ha indicado”, indicaron. Las obras fueron descubiertas durante una investigación por posible evasión fiscal, en febrero de 2012. Alemania ha sido duramente criticada por no haber informado de inmediato de este descubrimiento.

DZC (dpa, Reuters, FAZ)

DW recomienda

Publicidad